Si alguna vez te ha ocurrido, o tal vez te a algún conocido tuyo le pasó, que sin previo aviso y sin razón aparente tu cuenta de Facebook ha sido cerrada o bloqueada. Este hecho, por obvias razones, genera incomodidad en el usuario, pero es un disgusto que podrías evitar totalmente si tienes en cuenta los puntos que te menciono en este artículo.

Y es que las Redes Sociales, al tratarse de un medio de información masivo y con acceso a millones de personas, debe reglamentar su uso y establecer normas de las publicaciones e información con la que la alimentas. Pero muchos usuarios no tienen conocimiento de esta reglamentación, pasando por alto sus limitantes y corriendo el riesgo de toparse con un bloqueo de este tipo.

La web ABC nos indica una serie de causas por las cuales la red social se toma la atribución de inhabilitar tu cuenta, siendo las siguientes:

  • Brindar información falsa, referente a tu nombre, lugar de residencia o centro de estudios. Esto incluye el uso de apodos o solo iniciales en el nombre.
  • Tomar como propia la identidad de otra persona.
  • Ingresar a la plataforma a través de otros perfiles o cuentas, realizando publicaciones desde ahí.
  • Realizar una desmedida serie de invitaciones de amistad a otros usuarios en un corto período de tiempo.
  • Publicar información privada de otras personas en la red social.
  • Promover el odio, la violencia o la discriminación.
  • Amenazar y ofender a otras personas.
  • Etiquetar de forma masiva en alguna publicación a otros usuarios.
  • Envío de spam y publicidad invasiva.
  • Reenviar el mismo texto en varios mensajes de texto o comentarios de publicaciones.

En cuanto a lo que se encuentra fuera de esta lista, tampoco es recomendable publicar fotografías sujetas a derechos de autor así como textos o enlaces de descarga de los cuales no sea libre su distribución.

Vídeos destacados del día

Así como tampoco está permitido compartir contenido erótico.

Sé por experiencia propia que muchas de estas reglas no se aplican por igual a todos los usuarios, y es que con los millones de usuarios de la red social, al parecer el personal dedicado a verificar y filtrar esta información no se da abasto para cubrir la desmesurada cantidad de publicaciones que se hacen cada minuto.

Tu podrías apoyar a mantener la red social a salvo de aquellos que infringen estas reglas, pudiendo denunciar alguna publicación que consideres no va de acuerdo a los fines de Facebook.