La gran gala del cine español no ha escapado este año a la crispación que vive este país, como tampoco pudo hacerlo a la utilización política, ahí vimos a tres de los candidatos a la presidencia, Pablo Iglesias rompiendo sus propias normas de riguroso esmoquin, mientras Pedro Sánchez no lucía corbata, Albert Rivera mantenía el tipo como siempre y el ministro de cultura sonreía al chiste que no le estaba haciendo ni repajolera gracia y para muestra la cara de su mujer.

Espero que escucharan todos bien el consejo de la abuela del premiado a director novel Daniel Guzmán.

Nunca llueve a gusto de todos eso es evidente y la Gala tuvo errores, desde luego, se hizo larga, los números no fueron muy buenos y entre los chistes, Rovira los tuvo más o menos buenos o más o menos malos, a gusto del consumidor.

Aunque sinceramente en este caso no está claro quien es el responsable del guión, quizás porque como todos los demás guionistas, tuvo que entrar por la puerta de atrás por eso de aligerar, ya se sabe que las letras en este país están cada vez peor vistas.

La bajada del IVA cultural, una de las reivindicaciones más sonadas de los últimos años, ha sido causa de polémica, curiosamente las reivindicaciones de la cultura son contestadas por laAsociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN) a la que le pareció mal el chiste de Rovira que decía que a él no le importaba que le subieran el IVA a los yates. El director del ANEM le remitió una carta a Antonio Resines por ser el responsable de la Academia, en la que pedíanque no se frivolice con la fiscalidad de un sector económico que da trabajo a 115.000 personas y aporta a la economía nacional 5.690 millones de euros.

Es cierto que mal estamos todos, pero también lo es que en este país se está perdiendo el sentido del humor y en seguida nos sentimos ahogados por críticas que no tienen que ver con nosotros, lástima que no nos pongamos de acuerdo y actuemos con la misma firmeza para combatir lacras como la corrupción, por poner un ejemplo.

"Tras todas las críticas, desprecios, insultos, acusaciones y decepciones, he de decir que no me ha merecido la pena presentar los Premios Goya"

"Ahora me sumergiré en esta preciosa aventura. Intenten ser felices", eran las palabras de Rovira ayer en dos tuits que por supuesto tuvieron el efecto de redoblar los insultos, y es que esto de internet nos vuelve a todos muy locuaces.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!