El Museo de Historia de Berlín ha inaugurado este lunes una muestra artística inédita hasta hora. 100 cuadros creados por víctimas del Holocausto, la mayoría de las cuales fueron prisioneras en campos de concentración del régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial, componen esta colección llamada Kunst aus der Holocaust (Arte del Holocausto).

El centenar de obras recogen el terror, sufrimiento y angustia de los prisioneros y refugiados perseguidos por el gobierno de Hitler entre 1933 y 1945 para exterminar a los habitantes judíos de Europa y otras personas contrarias a la dictadura. Entre los principales temas representados se encuentran retratos de prisioneros, el paisaje angustioso de los campos de concentración y los castigos sufridos.

Se sabe que, de los 50 artistas, 23 de ellos fueron asesinados. Según las palabras de representantes del museo, “los artistas dibujaron y pintaron en peligro de muerte, en un acto de resistencia sin concesiones”. La colección ha sido cedida por la institución Yad Vashem, el centro memorial israelí al Holocausto judío. La exposición fue inaugurada ayer por Angela Merkel, la canciller alemana, y estará abierta al público entre el 25 de febrero y el 3 de abril.

En ella, los visitantes descubrirán historias como la del médico Pavel Fantl, de nacionalidad checa, que fue ingresado junto a su madre, esposa e hijo en el campo de concentración de Theresienstadt en 1942. Allí pintó cuadros de su experiencia como prisionero o un impresionante cuadro protagonizado por Adolf Hitler con apariencia de arlequín borracho.

Lo tituló “Das Lied ist aus” (La canción ha terminado).

A través de la ayuda de algunos guardias, unos 80 dibujos del checo salieron al exterior, antes de que él y su familia murieran a manos de los nazis en Auschwitz. Algunos de ellos forman parte de la muestra situada en la capital alemana. Entre los autores también hay varios artistas de prestigio como Ludwig Meiner o Felix Nussbaum.

La fecha de estreno de “El Arte del Holocausto” no ha sido casualidad: tan solo dos días antes de la conmemoración del día en que se liberó el campo de concentración de Auschwitz: el 27 de enero de 1945. Des de 1955, el gobierno alemán abre las puertas de su Cámara baja parlamentaria (el “Bundestag”) este día para homenajear a las víctimas de la persecución nazi.

Este año, la ceremonia tendrá un valor especial gracias a la muestra artística que acoge la ciudad de Berlín.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!