No está siendo un buen mes de enero para la cultura: A principio de mes nos dejaba el icónico David Bowie por culpa del cáncer a los 69 años, después perdíamos por la misma razón, al magnifico Alan Rickman y todos los fans de Harry Potter se quedaban huérfanos. Y ahora es Glenn Frey, una leyenda de la Música el que no ha podido seguir peleando contra la artritis reumatoide y la neumonia, entre otras dolencias, que le afectaban.Así la música hoy suena menos alegre y con notas más graves para despedirse del creador de una de las bandas country rock más emblemáticas de los setenta y que llegaron a vender más 150 millones de albumes.

Corría el año 1971 cuando un grupo de jóvenes entre los que se encontraba Frey, junto conDon Henley, Joe Walsh y Timothy B. Schmit, decidieron formar una banda para acompañar a la cantanteLinda Ronstadt, pero lo que no podían imaginar es la gran repercusión y vida propia que tuvo The Eagles. Frey era el miembro con una mayor visión de futuro y empresarial como así lo expresó, Henley, quien además le ha dedicado bonitas palabras a su antiguo compañero Frey, el cual tuvo que abandonar la banda en los años 80 tras una discusión entre los miembros. Durante años la banda seguiría caminos separados, hasta que unos catorce años después se reunieron para grabar el recopilatorio "Hell Freezes Over".

"Take it easy" fue uno de sus primeros éxito, pero el mayor hit que compuso la banda y por el que siempre será recordado es por Hotel California, tema que daba nombre a su quinto album.

Este trabajo fue publicado en 1976 y con el que vendieron millones de copias por todo el mundo. Este himno generacional contiene el mejor solo de guitarra de la música, según declararon expertos. Pero esta balada rock no es un icono solo por su rif, sino también por la duración que superaba los seis minutos y por su complejidad.

Mucho se ha dicho de su letra, desde que era un himno satánico, porque la imagen que aparecía en su portada, hasta que era un canto de exaltación al consumo de drogas. Aunque Frey en una entrevista para la BBC, confirmó que ni ellos sabían de que iba realmente. Algo que si está claro, es que este disco selló el destino deThe Eagles y les confirió un hueco en el Olimpo de la música, donde Frey siempre residirá.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!