No vamos a descubrir ahora que Tarantino es una batidora de películas, géneros, actores, estilos y narraciones recogidas de cualquier huerto y revueltas para obtener ese juego sangriento donde lo marginal se convierte popular. Habitualmente es Tarantino quien reconoce sus “inspiraciones”, como es el caso de The Killing (Stanley Kubrick, 1956) en Reservoir Dogs (1992), de Lady Snowblood (Toshiya Fujita, 1973) para Kill Bill (2003-2004), Vanishing Point (Richard C.

Anuncios
Anuncios

Sarafian, 1971), entre otros, en Death Proof (2007), y Django (Sergio Corbucci, 1966) para Django desencadenado (2012).

Pero, a veces, hay otras referencias que se le pasa por alto citar en un primer momento. Ahí es cuando la infinita hemeroteca de Internet saca a relucir el potencial metacinematográfico de Tarantino. O dicho de otra manera, los calcos gruesos para suplir una falta de ideas que ayude a compensar su talento para el diálogo.

Anuncios

Suelen ser estas inspiraciones no reconocidas de antemano, aquellas que guardan mayores similitudes con la trama del film. Vuelve a ser célebre el caso de Reservoir Dogs: mucho se habló de Kubrick, pero tardó en advertirse que el argumento de City on Fire , film hongkonés de 1987 de Ringo Lam, amén de las escenas más celebres del film de Tarantino, ya estaban aquí presentes.

Al parecer, Tarantino lo ha vuelto a hacer.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Como ha sacado a relucir la web Cowboys & Indians, el argumento principal que recorre Los odiosos ocho surge de la serie The Rebel, un western de dos temporadas emitido en la ABC entre 1959-61 cuyo capítulos eran de media hora. En concreto, el capítulo que ha inspirado a Tarantino se titula Fair Game (Juego justo) y está dirigido por Irvin Kershner, conocido por su trabajo en la dirección de La guerra de las galaxias. Episodio V: el imperio contraataca (1980), además de otros populares títulos como Nunca digas nunca jamás (1983) con Sean Connery haciendo todavía de James Bond, y RoboCop 2 (1990). 

Si leemos el argumento en esta web, o resumido en otras páginas que se han hecho eco, como Hollywood elsewhere o Film Cutting, descubriremos que es algo más que una inspiración.

Los detalles que diferencia el film y el capítulo de esta serie de la era dorada del western en Televisión son bastante irrelevantes, como, según Cowboys & Indians: “La diligencia no puede salir hasta la mañana siguiente porque “el país que surge delante es algo turbulento” y debe ser atravesado solo con la luz del día. (En Los odiosos ocho, el viaje de ida se retrasa por una tormenta de nieve). Pero, los ecos del conflicto bélico, el personaje envenenado, los forajidos que hacen como que no se conocen… todo sigue igual. 

Es cierto que la misma web habla de que la inspiración en novelas de Agatha Christie, como And There Were None (aka Ten Little Indians), era algo muy popular del periodo de The Rebel.

Anuncios

Pero también recogen unas declaraciones de Tarantino en referencia a sus inspiraciones en series de esta época y el cineasta no cita más que a The Virginian y Bonanza. Con ironía, la web le da a Tarantino, conocido por ser una biblioteca trash del Cine y la televisión, la posibilidad de haberse saltado ese capitulo de una serie editada en una edición de coleccionista de 11 DVDs que haría las delicias de este forajido de Tennessee.

Anuncios

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más