El próximo 28 de febrero, la ceremonia de los Oscar, la entrega de premios al Cine más importante del mundo, contará con dos ausencias deliberadas a modo de protesta: el director Spike Lee y la actriz Jada Pinkett Smith, ambos de origen afroamericano, verán la gala por televisión. Esta es su forma de reivindicar una diversidad que encuentran inexistente en la elección de los académicos de los nominados a los premios. Será una gala, según ellos, "demasiado blanca" (en relación a la campaña de Twitter #OscarSoWhite).

Tras conocerse la lista de los nominados, el director de películas como 'La última noche' o 'Plan oculto', que además ha sido elegido para recibir el Oscar honorífico, publicaba un tweet en el que mostraba su descontento: "¿Cómo puede ser posible que, por segundo año consecutivo, los 20 contendientes en la categoría de actores sean blancos?".

Asímismo, Jada Pickett Smith, esposa de Will Smith(quien sí obtuvo una nominación a los Globos de Oro en la última edición por 'Conclussion') declaraba en Facebook: "Quizá sea el momento de dar un paso atrás con nuestros recursos y destinarlos a nuestras comunidades, donde podamos hacer programas para nosotros y reconocer nuestro talento con maneras que consideremos apropiadas(...)".

División de opiniones

La primera persona en reconocer su apoyo a la opinión de Lee y Pickett Smith fue la misma presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas (entidad que otorga los premios), Cheryl Boone Isaacs, también afroamericana. En un comunicado para los medios, afirmaba sentirse "afligida y frustrada por la falta de inclusión", a pesar de felicitar a los nominados por su trabajo.

Mostraba su compromiso afirmando además que "Es un tema de conversación difícil pero importante, y es hora de grandes cambios".No obstante, otras personalidades influyentes como Gil Robertson, presidente de la Asociación de Críticos Cinematográficos Afroamericanos (African Film Critics Association) llamó a la calma mostrando una postura mucho menos controvertida.

“Parece una secuela del año pasado”, declaró, "Ciertamente, las personas nominadas han hecho un trabajo que merece dicha nominación".

Por su parte, Benicio del Toro, de origen puertorriqueño, cuyo nombre se barajaba por su papel en 'Sicario', o las actrices transexuales Kitana Kiki Rodríguez y Mya Taylor, protaonistas de 'Tangerine', también han quedado fuera de las nominaciones.

¿Continuará la polémica?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!