Echemos un vistazo a los regresos más esperados de este 2016.

  • Juego de TronosUna de las Series más exitosas de los últimos años basada en las novelas del odiado y venerado George R. R. Martin nos dejó al borde del sofá con el final de su última temporada. Muertes, dudas e intriga sobre lo que nos deparará en el futuro. ¿Estará vivo nuestro bienamado Jon Nieve? ¿Recuperará su dignidad la temida Cersei Lannister? Incógnitas y más incógnitas que ni los que se han leído los libros sabrían responder, dado que ya han alcanzado a los libros. Una serie que aquellos que ya han tenido el privilegio de conocer esperan ansiosos, portátil y mando en mano y aquellos que no la conocen... Bueno... Conocedla. El 24 de abril la tenemos con nosotros.
  • Shameless: Un torbellino de sentimientos, drogas, sexo y decisiones difíciles marcan la vida de Frank Gallagher y sus hijos. Una mezcla de drama y diversión la que nos ofrece esta creación de Paul Abbott. La premier fue el 10 de enero, un buen regalo de nuevo año y os digo una cosa: no defrauda. Pero cuando nos han defraudado los Gallagher. Ligeramente inmoral, muy subida de tono pero una serie que consigue viciar a cualquier joven o adolescente. Os dejo una frase de Frank para que los que la conozcáis recordéis con nostalgia al viejo brivón y para que los que no le vayáis conociendo un poco: "No te masturbes en la ducha, podría saltar en la esponja y meterse en tus hermanas".
  • Suits: Pese a que su quinta temporada empezó el año pasado, no terminará hasta el 27 de enero del 2016, por lo que nadie puede perderse el final de las aventurad de Harvey Specter y Mike Ross, dos mentes peligrosamente "criminales" en el mundo del derecho de Nueva York. Dos tiburones, ávidos de casos y éxito ante los cuales no se puede interponer nadie, ni siquiera Louis Litt. Es una serie un poco cansina de ver de golpe, con tanto tecnicismo y tanto derecho de por medio, pero os recomiendo verla con calma, temporada a temporada, con descansos para no cansaros de ella y os garantizo que se convertirá en una de vuestras series favoritas.
  • Modern Family: Un poco de comedia nunca viene mal para animar el año y nada mejor como las tonterías y melodramas de la familia Pritchett. Ganadora de innumerables premios (lógicamente), su séptima temporada comenzó en septiembre del año pasado pero aun sigue emitiéndose, por lo que aquellos que no os habíais enterado ya lo sabéis. Una serie muy graciosa, cuyos capítulos se pueden ver salteados perfectamente y que recomiendo ver en inglés ya que la voz de Phil en inglés es demasiado buena. Sólo por eso ya merece la pena. Comedia como Shameless pero un poco más para todos los públicos digamos.
  • American Horror Story: La extraña serie que ha cautivado a millones de espectadores acaba de terminar de sacar su quinta temporada, Hotel. Pero no se queda aquí, porque a finales de año vuelven con más. Una serie que a medida que pasan las temporadas crece en terror e histeria, haciendo que algunos de sus más fervientes seguidores empiecen a temer que salgan nuevos capítulos. Pero si eres un fan incondicional del trabajo de Ryan Murphy y Brad Falchuck, tengo buenas noticias: vas a empezar y terminar el año viendo AHS. Saludad a Tate de mi parte.

Y un minuto de silencio por las siguientes series que no serán emitidas este año, bien porque ya han terminado o por retrasos: Sherlock, Mad Men, Clone Wars y Breaking Bad.

Entrevista a Mario Casas

Las nuevas series de Netflix