No es la primera vez que ocurre, pero estamos tan acostumbrados a que el Cine español sea maltratado tanto antes de darle una oportunidad como después de dársela, que no deja de asombrar el hecho de que un film rodado en nuestro idioma ose siquiera competir con producciones de Hollywood, grandes o pequeñas.

No es la primera vez porque hace casi dos años, al estrenarse Ocho apellidos vascos, los dos meses que la comedia de Emilio Martínez Lázaro se mantuvo en el número 1 de recaudación afectó a superproducciones del tamaño de The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro, que no consiguióen nuestro país la taquilla que se esperaba porque el público se entregó de forma incondicional a ese chico andaluz enamorado de una jovencita vasca, interpretados por Dani Rovira y Clara Lago.

Pasado el tiempo, a comienzos de 2016, otra producción española, esta vez con Mario Casas a la cabeza del reparto, le hace seria sombra nada menos que a la que ha tardado 10 días en convertirse en la película más taquillera en Estados Unidos: Star Wars: El despertar de la Fuerza, el episodio VII tan esperado que había recaudado 50 millones de dólares solo con la venta de entradas anticipadas a su estreno.

El fin de semana del 18 de diciembre, en términos cinematográficos, no se hablaba de otra cosa. Hasta que llegó el día 25, el de Navidad, y pudo verse en los cines la adaptación a imágenes del best seller de Luz GabásPalmeras en la nieve, una cuidadísima producción de Atresmaedia rodada en Gran Canaria que entró directa a la segunda posición, acumulando 3 millones de euros entre el viernes, sábado y domingo de su estreno, al lado de los 5´5 que desde el 18 tenía ya la película de J.

J. Abrams.

A medida que Star Wars arrasaba en el mundo, en España, muy lejos de ser un fracaso, tampoco alcanzaba las cifras previstas. Con 1.300 copias de lanzamiento, un absoluto récord histórico de exhibición en nuestro país, sesiones que comenzaron desde las 00:01 horas del mismo viernes 18 y se iban sucediendo en muchos cines con intervalos únicamente de media hora, con proyecciones en 3D incluidas, las cifras debían haber sido más mareantes todavía.

Y a la segunda semana del estreno, Palmeras en la nieve se alza con el número 1 y obtiene en total más de 6 millones de recaudación. Cierto es que el público potencial de Star Wars ya la ha visto, varias veces y en distintas versiones, de ahí sus 25´5 milllones de euros obtenidos en España, pero no deja de ser llamativo que la carrera comercial de ambas esté aún muy viva y que una producción española haya superado en escasos días a aquella a la que ninguna otra tose.

Y eso no es todo: Ocho apellidos catalanes también sigue acumulando millones: ya suma 33 y continúa muy arriba en la taquilla, en un cuarto puesto, inmediatamente después de Joy, el film con Jennifer Lawrence de protagonista. Recordemos que Ocho apellidos vascos se convirtió en la película con más recaudación del Cine español superando los 50 millones de euros. Su secuela no lleva mal camino.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!