No acabamos de salir de los excesos festivos de la Navidad, cuando ya asoma la nariz por la puerta otra fecha señalada en nuestro calendario de fiestas populares. Son los carnavales, que algunas ciudades ya están empezando a disfrutar tras la resaca navideña, como es el caso de Cádiz.

Es uno de los carnavales más populares de nuestro país y cuenta con el título de Fiesta de Interés Turístico Internacional, junto con las ciudades de Santa Cruz de Tenerife y Águilas.

El programa del carnaval de Cádiz ya ha empezado, con las notas de las chirigotas resonando en las calles de la “Tacita de plata”, pero durante el mes de febrero alcanzará su máximo esplendor.

El día 6 de febrero el polifacético gaditano, Pablo Carbonell, ofrecerá el pregón del Carnaval y a partir de ese momento, las coplas más críticas y satíricas serán las protagonistas de esta fiesta que durante unos días estalla en música, humor y letras hilarantes.

Santa Cruz de Tenerife será otro punto de interés durante el mes de febrero para los aficionados al Carnaval y hasta esta isla del paraíso canario llegan las influencias de los míticos carnavales que se celebran al otro lado del Atlántico, con ritmos de samba, plumas y mucho colorido en los atuendos.

El día 3 de febrero se celebrará la Gala de Elección de la Reina de Carnaval en el Centro Internacional de Ferias y Congresos. Sin duda, es un momento cumbre en los días de fiestas que se desarrollan en Tenerife y que han logrado una posición de prestigio en el panorama internacional.

La localidad de Águilas, en Murcia, también ocupa un lugar privilegiado en el mapa de los carnavales de nuestro país.

En el mes de enero del año pasado consiguió la declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional por méritos propios, ya que la ciudad vive con pasión la batalla entre Don Carnal y Doña Cuaresma.

Dos elementos son típicos de la fiesta de Águilas. Por un lado, los “Cascarones”, que no son otra cosa que cáscaras de huevo rellenas con confeti que acostumbran a romperse en las cabezas de aquellos que disfrutan del ambiente festivo en la calle.

Por otra parte, se encuentra “La Cuerva”, una bebida tradicional que se ingiere durante el carnaval y que se elabora con vino y diversas frutas.

Estas son las citas más internacionales de nuestro país, pero el carnaval también se celebra a lo grande en otros puntos, muchos de ellos de carácter más rural, como es el caso de Lantz (Navarra).

En esta localidad navarra se vive el carnaval de forma austera, que nada tiene que ver con la vistosidad de las ciudades más sureñas que hemos citado con anterioridad. Sin embargo, el carnaval de Lantz rememora una historia real que tiene a los bandidos como protagonistas.

En concreto, al temido Miel Otxin que se dedicaba a robar a los vecinos de este pequeño pueblo. Otxin ocupa un papel importante en este carnaval, pero también personajes como “Ziripot” o los “zaldikos”, que salen a las calles al ritmo de la música de los txistus.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!