Leonardo DiCaprio debe pensar que esto ya es imparable. Y nosotros, espectadores, admiradores y analistas de premios que, dentro de la lotería que suponen responden a un criterio que nos guste o no, tiene su lógica, también. La noche del 30 de enero tuvo lugar la gala de entrega de los premios del Sindicato de Actores, los Screen Actors Guild Awards, SAG, en sus siglas americanas, y el protagonista de Titanic, por fin, tras cinco nominaciones en solitario y cuatro que incluían su nombre en el conjunto del reparto de la película candidata, ha logrado ser el ganador por El Renacido.

Anuncios
Anuncios

Por lo general sabemos, o deberíamos estar al tanto, de que no solo por méritos obtiene un intérprete su galardón. A veces los méritos son los que menos te llevan a la estatuilla. Que te quieran pero no te voten es tan normal como ir a ver una película de la que te han hablado muy bien y que luego no te guste. 

Desde que era pequeño Leo lleva mereciéndoselo todo y los demás actores son conscientes de eso.

Anuncios

Aún así, han ido premiando a los demás y dejando al favorito del público con la sonrisa congelada, comprobando cómo otros son los elegidos por encima de sus memorables interpretaciones. Pero todo apunta a que 2016 es su año y el premio dado por los propios actores, que son quienes más opinión tienen en los Oscar simplemente por su mayoría numérica en la industria, puede ser una confirmación de ello.

Hugh Glass es el personaje real que le está dando a DiCaprio tantas alegrías. Leonardo realiza gracias a él uno de los trabajos más bonitos de su carrera. El esfuerzo físico que ha tenido que llevar a cabo es tan importante como el de composición de personaje, que aunque parezca que en este caso no es excesivo, es justamente el necesario, y sobresale en El Renacido de una forma tan espectacular que no queda otro remedio que postrarse a sus pies y darle lo que se le lleva negando, injustamente, tanto tiempo.

Brie Larson también ha ganado. Ha sido nombrada por sus compañeros la mejor actriz del año. Su película la veremos pronto, a finales de febrero, pero hasta que eso ocurra podemos intuir que quienes la están votando, fascinados por su interpretación en La habitación, no se equivocan, aunque cuesta mucho pensar que alguien pueda superar a la fabulosa Cate Blanchett de Carol. Tal vez es que Cate ya tiene dos y no hay prisa por darle otro, o puede ser que Brie deslumbre de tal manera que haga olvidar a sus contendientes. 

Al no competir Sylvester Stallone por Creed. La leyenda de Rocky, Idris Elba por Beast of no Nation, film que puede verse en Netflix porque es producción suya, fue el ganador del SAG al mejor actor secundario, y la estupenda Alicia Vikander de La chica danesa, hizo lo propio como intérprete femenina en la misma categoría.

Anuncios

El elenco, el reparto al completo que subió a por su premio, fue el de Spotlight, una de las favoritas al Oscar en un año sin claro título para ganarlo el día 28 de febrero.

Lo que sí parece cada vez más evidente es que Leonardo DiCarpio pondrá esa noche a la Academia, y al mundo desde sus casas, en pie para aplaudirle cuando recoja su dorada estatuilla. Globos de Oro o SAG no son sino el anticipo de su victoria.

Anuncios

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más