En diciembre de 1986, #Granada y posteriormente el resto de España, se sobresalta con la noticia de que varios empleados de la Diputación de Granada se niegan a trabajar debido a una serie de sucesos extraños que ocurren en este edificio.

Administrativos, personal de limpieza, conserjes y guardias de seguridad afirman ser testigos de ruidos de puertas, cajones que se abren y se cierran solos, desaparición de objetos de forma inexplicable, ascensores que empiezan a funcionar sin que nadie presionara los botones e, incluso, voces y gritos.

Ante tal situación, los responsables de la Diputación accedieron a que un grupo multidisciplinar de expertos en fenómenos paranormales, Grupo Omega, realizara una investigación de campo, con un plazo de 3 días para ello.

Los resultados de dicha investigación hicieron que el temor y la alarma fuera en aumento. En los informes del grupo aparecen un buen número de sucesos de difícil explicación como apariciones inexplicables de luces, objetos que se movían sin justificación alguna en presencia de ellos, psicofonías, etc. Uno de los hechos más curiosos fue el que le sucedió a Juan Burgos, investigador del grupo Omega, el cual afirmaba, que bajando unas escaleras sintió un dolor en una de las manos. Posteriormente, un médico del equipo explico que parecía una mordedura de un niño. Pero el suceso más curiosos es que, al afirmar que habían presenciado la aparición de una figura, acudieron a un dibujante local, el cual realizó un retrato con los datos que los investigadores les daban. El resultado del retrato fue una gran sorpresa, ya que varias personas ajenas al equipo de investigadores, afirmaron conocer la imagen del retrato.

Vídeos destacados del día

Se referían al padre Benito, último párroco de la iglesia de la Magdalena antes de que fuera clausurada.

Debido a los resultados que se estaban obteniendo, se decidió cancelar la investigación, lo que hizo que el miedo de los trabajadores de la Diputación fuera en aumento hasta el punto que terminó trasladándose a otro edificio, quedando este clausurado.

El antiguo edificio de la Diputación guarda una larga historia. En época nazarí fue una mezquita llamada Zanagar al-Haddadin. En 1508, después de la Reconquista, se construyó la iglesia de la Magdalena sobre esta mezquita. Durante esta época, hay escritos donde hacen referencia a desprendimientos de imágenes religiosas y que sobre la iglesia caía una maldición. En 1838, durante la desamortización de Mendizábal, se expropió el edificio a la iglesia y se vendió a un particular. Posteriormente, en 1892, se convierte en unos almacenes; donde una vez más se recogen testimonios de sucesos inexplicables unidos al hecho constatado del suicidio de uno de los dueños ahorcándose en una de las vigas de la antigua iglesia.

En 1971, se vende a una empresa norteamericana y durante su remodelación aparece una habitación llena de huesos humanos, al parecer de niños. Tras la inauguración de los nuevos almacenes, nuevamente se recogen testimonios de sucesos inexplicables. Estos almacenes fueron clausurados pasados 7 años. En 1984 pasó a ser la sede de la Diputación de Granada y finalmente, en 2006 pasó a ser la Gerencia Territorial del Catastro.

Sin lugar a duda, la historia, los testimonios y los informes del grupo Omega hace que el lugar se muy misterioso, pero ¿hay algo más que leyenda? #Misterio #Leyendas