Son muchas las historias y leyendas de fantasmas que circulan en el territorio español, pero es ésta última la que me está llamando muchísimo la atención. Y no es por la historia en sí, que también, sino por la fuente de información que es ni más ni menos la propia web del cuerpo de la Policía Nacional.

La historia del fantasma Andresito puede parecer una leyenda urbana como muchas que conocemos, pero cuando es el propio Ministerio del Interior el que hace referencia a Andresito dentro de la web de la Policía Nacional, en el apartado de la Jefatura de Vitoria, dándole total credibilidad al asunto, hace que sea muy llamativo.

“Son muchos los testimonios de sucesos extraños en la delegación de hacienda de Vitoria, e incluso en los edificios que la rodean. Psicofonías grabadas en la segunda planta del edificio, de madrugada, donde claramente se escuchan los sonidos típicos de la algarabía de un recreo de un colegio. Niños jugando y cantando canciones. Supuestas grabaciones de video donde se ve la figura de un niño ataviada con una especia de túnica. Vecinos que afirman escuchar risas de niños en la oscuridad la noche. Cosas que cambian de lugar, muebles que se mueven y que se encuentran tumbados sin que nadie haya accedido a esas salas. Manchas y figuras extrañas que aparecen en lámparas y en distintos lugares”. (Texto obtenido de la web de la Policía Nacional).

Podemos leer en dicha web, que debido a los sucesos extraños, se ha generado tal miedo que incluso se ha tenido que cambiar los vigilantes de seguridad por vigilancia tecnológica.

Pero no todo es oro lo que reluce; a raíz de ser emitido en Cuarto Milenio un vídeo donde supuestamente se veía a Andresito, aparecieron algún testimonio como el de un vigilante que hizo unas declaraciones al diario El Mundo.

"Eso lo hizo el que me hacía las vacaciones para sacarse un dinero. Se trajo una noche a su sobrino y lo cubrió con una sábana. Ya está". En dicho vídeo, grabado por cámaras de videovigilancia con visión nocturna, se ve al “supuesto” Andresito corretear por el edificio contiguo a la comisaría, Hacienda.

Pero existe un hecho muy misterioso sobre este gran edificio que alberga a diferentes instituciones públicas. Este inmueble se levanta sobre lo que fue antiguamente el convento de San Francisco, cuya gran benefactora en el siglo XIII fue doña Berenguela López de Haro, la cual dejó escrito su testamento, que aún se conserva, una advertencia final: pidió que cayera unamaldiciónsobre quien acabase con el templo.

Sea como fuere y como es la historia o leyenda en la actualidad, me sigo quedando con que pocas veces veremos a una institución pública dando fiabilidad a testimonios sobre fenómenos paranormales. Que cunda el ejemplo…

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!