Edgar Allan Poe nació en Boston, Massachusetts en 1809. Entre sus legados de prosa y verso no solo nos dejó el gusto por lo macabro, sino que redescubrió la figura del detective moderno hasta el punto de pasar a la posteridad como el padre de la novela detectivesca.

Poe dio a luz al relato detectivesco, describiendo al investigador como alguien que analizaba cada misterio como si de un puzle se tratase.

Sus relatos como Los crímenes de la calle Morgue, El misterio de Marie Rogêt o El escarabajo de oro, tienen aún mucho que enseñarle a los noveles y veteranos del género negro.

Uno de sus personajes estrella, el detective Auguste Dupin, marcó tanto a Arthur Conan Doyle que este creo a Sherlock Holmes inspirándose en el primero. Por lo que si nos gustan los misterios de Holmes, ya sean narrados o en pantalla, antiguos o modernos, Edgar Allan Poe es un mecenas intelectual al que deberíamos tener en cuenta.

En el último relato antes mencionado, El escarabajo de oro, Poe juega con la criptografía. Esta era uno de sus pasatiempos favoritos y llegó incluso a retar a los lectores de un diario en Filadelfia a que le enviasen notas y textos cifrados. El escarabajo de oro fue escrito tras publicar un artículo ensayístico llamado “Algunas palabras sobre la escritura secreta” que atrajo mucho éxito en la Graham´s Magazine. Es cierto que los críticos han dicho que la técnica de Poe en este ámbito era más bien sencilla.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Arte Libros

Sin embargo, fuera como fuese, un siglo más tarde, William Friedman, criptógrafo del ejército durante la Segunda Guerra Mundial, y que tradujo el código japonés conocido como PURPLE, reconocería que el libro de Poe habría sido una de las razones para interesarse en la criptografía de niño.

Otro de los grandes, Julio Verne, homenajeó al escritor en lo que podría incluso denominarse hoy un Fanfiction.

Verne escribió una novela titulada “La esfinge de los hielos” en 1897 en la que se buscaba a un personaje desaparecido, Pym, y que es considerada la continuación, y el homenaje, a la obra de Poe “La narración de Arthur Gordon Pym" escrita en 1838.

Hoy se cumplen 207 años desde su nacimiento. Celebremos la fecha releyendo alguna de sus obras o, ¿por qué no?, alguna de las muchas que inspiraron.

 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más