“Los niños no necesitan Mindfulness, ellos mismos son ya un ejemplo de Mindfulness, viven el momento presente siempre”. Esta es una de las frases que Santos Martín más repite a sus alumnos. Santos Martín decidió hace unos años, de un día para otro, hacer las maletas y cambiar su vida. Se quitó el traje de oficinista y se puso ropa cómoda. Se convirtió en terapeuta e instructor de Mindfulness en la Escuela Española de Desarrollo Transpersonal.

“Uno de los elementos que tiene el Mindfulness es la atención plena a nuestras emociones, algo que habitualmente gestionamos muy mal, pues cuando nos ocurre algo, huimos. Sin embargo, los niños no necesitan aplicar Mindfulness, ellos lo hacen ya de manera inconsciente”, explica el docente, que matiza que lo que sí se le puede enseñar a los niños es a “identificar y gestionar sus propias emociones”.

 

“Debemos enseñarlos de un modo que aprendan cuáles son sus emociones básicas y que no tengan miedo de ellas, a que las sepan gestionar”. En este sentido, una de las películas que más ha triunfado en las taquillas precisamente por enseñar a los niños gestión de emociones es Inside Out (Del revés).

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más