Esta época en la que la Navidad ilumina todas las calles, existe un lugar donde a parte de los regalos, reencuentros familiares y de amistades, además de el menú familiar es considerado como una de las mayores prioridades. La Navidad es una festividad que se disfruta en todos los países de forma íntegra y especial. Pero que conlleva, según el país y los territorios, unas distinciones notables en cuanto a sus tradiciones y costumbres.

Para una experiencia aún más única, nos adentramos en Oriente. Y observamos la belleza de esta celebración en Filipinas. País en el que se alarga dichos festejos, hasta casi un mes. En Septiembre ya se puede ver como comienza el ambiente navideño hasta su final en Enero

Las Islas Filipinas son pertenecientes del grupo de países católicos de Asia

En Filipinas la navidad, no finaliza de forma oficial hasta que se cumple el tercer Domingo de el mes de Enero, con la festividad del icono religioso más importante el ''Festival del Niño Santo de Cebú''.

Tradición traída por Fernando Magallanes el pasado año 1921

Así como conocemos el comienzo de todo período navideño el 16 de Diciembre con la celebración de Simbang Gabi, que tiene una duración mínima de nueve días

Dichos días no pueden estar ausentes los eventos tales como ''La Misa del Gallo'', y, cuando finaliza es con la Epifanía.

Con respecto a las cenas de suma importancia, en NocheBuena, todas las familias muestras su asistencia en la Misa del Gallo, en la que hacen un reparto de regalos y aguinaldos

La comida del día 25, responde al nombre de Pagmamano, todos los más pequeños de las familias, muestran su amor besando a los más mayores, tradicionalmente. Después de este acto de sinceridad, deleitan sus paladares con morcón relleno, embutidos, flan con deliciosa leche, entre otros platos típicos de la gastronomía filipina

Cuando el mes de Enero se acerca, todos se preparan para el ''Festival del Niño Santo de Cebú''.

Vídeos destacados del día

Esta novena tiene da su comienzo el Jueves que da continuación justo después de la Epifanía.