Según el doctor en ciencias económicas por la Universidad San Pablo de Madrid, el señor Miguel Córdoba Bueno, es preferible jugarnos nuestro dinero el 6 de Enero en la Lotería del Niño en vez de en la Lotería de Navidad el próximo día 22. 

Los cálculos realizados por Córdoba arrojan un porcentaje del 7,28 por ciento de posibilidades de ganar algún premio en la Lotería del Niño, mientras que en la Lotería de Navidad [VIDEO] el porcentaje es de un 5 por ciento.

Bien sabido es que el Sorteo del Niño reparte menos dinero, pero es más equitativo al compartir con más personas.

Anuncios

 En la web de apuestas Ventura 24 también señalan que el 37% de las apuestas del Niño reciben algún beneficio mientras que las apuestas realizadas en la Lotería de Navidad solo reciben premio el 15% de los jugadores.

Curiosidades

El sorteo de Navidad se ha venido celebrando desde el 18 de Diciembre en 1812 y nada ha impedido su sorteo, ni siquiera la guerra civil.  El primer número ganador fue el 03604 y el premio 'Gordo' ascendía a 8.000 pesetas.

Hoy en día no se concibe la Navidad en España, al igual que los polvorones o el turrón, sin su tradicional y muy popular Lotería y desde principios del verano se pueden comprar décimos.

Desde el 2011 las bolas que se introducen en el biombo son 99.999, son de madera y los números están grabados a láser. El sorteo no se acaba hasta que el biombo no quede vacío.

La terminación en el número uno es el que menos suerte tiene, habiendo salido solo ocho veces y la del número cinco es la más afortunada pues ha tocado hasta 32 veces.  Por otro lado en el Sorteo del Niño la terminación más popular y que más veces ha sido premiada es la del 0 con veinte apariciones, y la menos el 1 y el 2.

Anuncios

En el 2009 un inmigrante paso de ser un 'pobre diablo,' a ser un señor con 300.000 euros en su cuenta bancaria.  Otro caso sorprendente fue el sucedido en 1949 en el que un andaluz viajo desde Málaga hasta Madrid buscando el extraño número 55.666 pues afirmaba que había soñado que ese era el número premiado. Lamentablemente el malagueño no consiguió comprarlo y el original décimo efectivamente salio premiado,