A Fani Grande le hace gracia que la llamen creadora de opinión. "Es muy divertido", dice entre risas. Después se pone seriay aseguraque también lehace sentir muy responsable que la gente laperciba así. "Implica renovarmi compromiso de no insultar la inteligencia delas personas que me leen casi como si fuera un voto matrimonial", afirma.

Laescritora y guionista, quetambién fue presentadora enlos años noventa del programa infantil A la babaláen Canal 9, es autora de El Fémur de Eva.Esta publicación fue desdeel año 2002 hasta 2004 unacolumna del periódicoEl Mundo, después resucitó en forma deblog, se recopiló en forma de libro y desde hace un par de meses es, además, un programa de Radio semanal en la emisora 99.9 Valencia Radio.

Explica que el nombre nace como alternativa a la costilla de Adán.

"El origen es reivindicativo. El fémur es el hueso más largo del cuerpo, el más consistente. Realmente es el hueso que sostiene al esqueleto, en contrapartida a lo quehan querido que seamos las mujeres, un trocito de la costilla de un señor".

Le traenun té que permanecerá intacto durante toda la entrevista. No haytiempo para beber con todo lo que quierecontar. Dice que nunca se queda sin inspiración.

"Para mí, el problema es elegir. Me puedo pasar una mañana hasta que decido con qué me quedo. Siempre hay temas, la realidad es brutal".

Ilustra su proceso creativo con un ejemplo gráfico. Un día se le olvidaron las bolsas de reciclaje en el coche,cuando volvióel olor era insoportable. "Escribí Eau de Corrupt, una oda a la corrupción. Casi me muero del asco en el coche pero pensé ¿olerá así la corrupción?

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Libros

y lo convertí en una opinión", explica.

Asegura que laexperiencia como guionista es fundamental en su escritura. "Vengo de trabajar los gags, de construir personajes. También me es muy útil para esa vueltita que le intento dar yo a las cosas". El toque femuriano, lo llaman sus lectores.

Posts sobre Bankia,los grandes dependientes,los niños robadoso sobre el maltratohan alcanzado se han convertido en trending topic.

Explicaque desconoce la fórmula para conseguirlo -si lo intento, no me sale, dice- pero sospecha que tiene que ver con la coherencia de sus textos.

Otra clave son sus seguidores. Escritoras y periodistas de la talla deMaruja Torres y Rosa María Artal comentan sus publicaciones y se declaran fans del Fémur. "Es lo maravilloso de las redes", afirma agradecida.

También triunfan sus hashtags: #grápateelhígado, para lasnoticias que le sacan de quicio o #silenciosemata, paraseñalar la violencia machista, son suyos.

La escritura como función pública

Aseguraque en la esencia de sus textos está la concepción de la escritura como función pública. "No intento gustar. Cuando lo que escribo sirve para crear debate, siento que cumplomi objetivo". Pone de ejemplo uno de sus últimos textos, El Puto Príncipe Azul, que se ha leídoen institutos para prevenirla violencia machista entre adolescentes.

Hace un año, propuso en twitter la publicación como libro de su blog.

Minutosdespués tenía dos ofertaseditoriales. Una de ellas se convirtióen una realidad de 288 páginas. Ahora, El Fémur de Evaha dado el saltoa la 99.9 Valencia Radio.

Los proyectos entorno al Fémur parecen inagotables. Sin embargo, hubo unos meses en losque dejó de escribir. Fue tras publicarellibro y araíz de quedarse sin empleo enRadio Televisión Valenciana, donde perdió su plaza de oposición. "Me quedaba sin trabajo y tenía que asumirlo. No era el ombligo del mundo, era una más. Lo viví con relatividad. No lo he querido convertir en un drama", asegura.

Espera que Canal 9 se vuelva a abrir lo antes posible, que sea cien por cien en valenciano y que esta vez se respete a los espectadores. "Todo se resume en voluntad política", indica.

También quiere recuperar la plaza que perdió. Suceda lo que suceda en el futuro no parece que nada vaya a frenar su pasiónpor ofrecer una visiónfemurianade la realidad: en la pantalla, el papel ylas ondas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más