Una vía verde es un trazado ferroviario en desuso que ha sido convertido en vía ciclista, con señalización y áreas de descanso. Hay muchas en España, repartidas por toda la geografía, producto de la brutal política de recortes que se ha aplicado al ferrocarril. Concretamente, 2 de ellas nos permiten conocer el sureste de la Comunidad de Madrid: la Vía Verde del Tajuña y la Vía Verde del Ferrocarril de los 40 Días.

La Vía Verde del Tajuña

La Vía Verde del Tajuña se asienta sobre una parte del trazado de una larga línea de vía estrecha que pretendía unir Madrid con Teruel, pero no se llegó a completar. El primer tramo de esta línea, de Madrid a Arganda, ha sido aprovechado como parte de la línea 9 de metro.

La línea en sí llegó a enlazar Madrid con Alocén, un pueblo de Guadalajara. Actualmente se conserva un pequeño tramo, entre Rivas-Vaciamadrid y La Poveda, para uso turístico; por el cual circula un tren de vapor que trata de recrear los tiempos de esplendor de la línea.

Además, la estación de La Poveda se ha transformado en un museo ferroviario. Entre Arganda y Ambite, el último pueblo de Madrid, la línea ha sido acondicionada como vía verde.

La vía verde discurre por el entorno del río Tajuña, pasando por los siguientes pueblos: Arganda del Rey, Morata de Tajuña, Perales de Tajuña, Tielmes, Carabaña, Orusco y Ambite. Estos 4 últimos conservan sus estaciones y son un agradable destino para pasar el día.

Además, es posible continuar el trayecto adentrándose en Guadalajara. Pero hay que tener en cuenta que solo está acondicionado el tramo Mondéjar - Pozo de Almoguera. El tramo entre Ambite y Mondéjar es altamente recomendable por el hermoso paraje y los viaductos que atraviesa.

Aunque la vía verde no sigue al 100% la antigua línea férrea, es una excelente opción para descubrir el sureste de la Comunidad de Madrid, e incluso La Alcarria si nos atrevemos a continuar más allá de Ambite.

El trazado de la línea se mantiene hasta el Pantano de Entrepeñas, pero con varias interrupciones; destacando 2 puentes destruidos sobre el río Tajo y la Central Nuclear de Zorita.

La Vía Verde del Ferrocarril de los 40 Días

Esta vía verde corresponde a una línea que fue construida durante la Guerra Civil por el gobierno republicano para salvar la comunicación entre Madrid y Valencia, dado que la ruta clásica por Aranjuez había caído en manos del bando sublevado.

Iba de Torrejón de Ardoz a Tarancón. Recibe su nombre porque hay quien dice que se tardó en construir 40 días. Acabada la guerra, se procedió a su cierre y desmantelamiento.

El tramo convertido en vía verde discurre entre Carabaña y Estremera. Tiene conexión con la Vía Verde del Tajuña en Carabaña. El trazado se ha alterado algo respecto al original de la línea, ya que ésta discurría generalmente alejada de los pueblos.

En total, son unos 14 km de recorrido.

Además, la línea contaba con numerosos túneles. Algunos de ellos siguen siendo transitables, aunque no se realiza ninguna labor de mantenimiento en ellos. Estos túneles se localizan principalmente entre Nuevo Baztán y Villar del Olmo, y en Estremera (más allá del fin de la vía verde).

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más