Fundador del grupo de los nabis, vivaz a la par que original, figura trascendental dentro del desarrollo del Arte moderno… así es como se nos presenta al artista Pierre Bonnard (1867 – 1947) en la exposición que alberga la Fundación Mapfre desde el día 19 de septiembre de 2015 hasta el 10 de enero de 2016. Influenciado por la obra de Gauguin así como de la estampa japonesa, el artista francés se vio marcado por un alejamiento directo de las teorías y las técnicas academicistas imperantes hasta entonces, desarrollando así una producción marcada por el simbolismo y la cotidianeidad.

La exposición cuenta con diversas obras procedentes de conocidos museos y colecciones privadas; organizadas en función de la temática representada (Interior, Exterior, Intimidad…), y a pesar de la inexistencia de una colocación cronológica, todas ellas aportan una visión de la producción pictórica del artista de forma generalizada. En cuanto a los temas tratados, predomina la representación de cuerpos desnudos femeninos, retratos, temas familiares o incluso costumbristas. Con un excelente predominio del color y de la luz, las obras poseen un carácter íntimo mediante el cual Pierre Bonnard confiere la idea de un carácter sentimentalista que en todo momento de su trabajo como pintor estuvo interconectado con su persona.

Las diversas salas en las que se estructura la exposición poseen texto explicativo que aportan información a modo de resumen de lo que el espectador podrá contemplar en ese espacio. Bonnard destaca por la representación de formas poco definidas, constituidas en espacios que nos remiten a la estampa japonesa, lo cual concede la posibilidad de apreciar las influencias del artista francés. A su vez, sus obras poseen una notable carencia de perspectiva así como una gran preocupación por el color, –siendo éste el predominante sobre la línea–, lo cual nos acerca en cierta medida al arte de autores modernos tales como Renoir o Toulouse Lautrec.

Como mayor inconveniente es remarcable la ausencia de información que guíe el sentido de la visita, pues puede provocar cierta incoherencia a la hora de recorrer el espacio; además de poder contemplar su producción pictórica, también se cuenta con la posibilidad de apreciar información visual así como fotografías de su época, reveladas de forma póstuma y en las cuales aparece él o bien solo o bien acompañado de sus seres más cercanos.

En resumen: se trata de una exposición bastante completa la cual dispone de una excelente recopilación de pinturas realizadas por el artista, de tal manera que es altamente recomendable para aquellas personas que deseen un acercamiento directo a la obra del artista moderno Pierre Bonnard.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!