Más de 1.000 tesoros de coleccionista seleccionados por más de 90 anticuarios y galeristas han impregnado de lujo y delicadeza la Feria de Madrid; desde el pasado 21 de noviembre hasta el día 29 del mismo mes, FERIARTE ha vuelto a revelar al comprador y al curioso su esplendor…y ya van 39 ediciones.

 “El gusto ha cambiado”, dijo Daniel Díaz al comienzo de su visita asesorada. Y, en efecto, algo ha cambiado en FERIARTE 2015.

Anuncios
Anuncios

Hace ya unos años, allá por el día en el que el Arte me lanzó su primer beso, aprendí una valiosa lección sobre el mundo antiguo: mientras que los griegos hallaban utilidad en la belleza, los romanos aprendieron a ver bello todo aquello que les era útil en su día a día.

El coleccionista del siglo XXI ya no se conforma con regalarle a los ojos trazos de colores y brillos en las sombras; el coleccionista de hoy quiere convivir con el arte en el cálido entorno de su hogar, busca piezas únicas con las que llenar los vacíos de su casa…y sentirse especial.

Anuncios

Los pisos ya no encuentran lugar para grandes y suntuosos bargueños, las paredes prefieren lucir diáfanas y claras que junto a oscuras escenas del Antiguo Testamento, las estanterías ya no tienen lugar para pesados tomos de enciclopedia…

Entonces, ¿el gusto ha cambiado?, ¿o quizás sólo hemos dejado de mirar a través de los ojos del griego para hacerlo a través de los del romano?

Lo cierto es que eso explicaría el hecho de que, en una feria en la que tradicionalmente no se exponían obras con menos de un siglo de antigüedad, ahora tengan éxito piezas de la segunda mitad del siglo XX.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Arte

Les damos el título de antigüedad, sí, pero, a diferencia de un gran tapiz con cientos de años de vida sobre sus bordados, un mueble en líneas y colores pop tiene el talento de saber ocupar un lugar armónico en el salón de cualquier casa actual.

¿El gusto ha cambiado?, ¿o quizás sea la expresión de la belleza la que ha cambiado de lenguaje? Al fin y al cabo, útil porque bello, bello porque útil, no deja de ser eso: belleza…pintada, tallada, moldeada, y hasta impresa…pero belleza.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más