Estopa aterrizó anoche en Barcelona con la gira de presentación de su nuevo trabajo Rumba a lo desconocido y con entradas agotadas desde hacía días.

Casi con 40 minutos de retraso, el concierto empezó con los hermanos saliendo de una enorme lavadora que había justo en el centro del escenario. ‘Cacho a cacho’ y ‘Vino tinto’ fueron las canciones elegidas para abrir el concierto. “Esas palmas al cielo, Barcelona”, gritaba David animando al público. Entonces llegaría ‘Pastillas para dormir’, primer single de Rumba a lo desconocido, y un “Mamma mía, ¡séptima vez, Jose!”.

Rumba, rock y baladas

“Dos horas y diez de concierto”, anunció David a la vez que empezaron a sonar las primeras notas de ‘Me quedaré’.

Le siguieron ‘Estatuas de sal’, de su nuevo disco, y la clásica ‘Hemicraneal’. Declaraciones como “Cataluña es la patria de la rumba” y “tenim molt poquetes baladetes” (esta vez David en catalán) iban perfilando el repertorio de la noche caracterizado por una gran mezcla de estilos.

Durante todo el concierto fueron combinando sus clásicos más conocidos con las nuevas canciones de Rumba a lo desconocido. ‘Fui a la orilla del rio’, ‘Tonto’ y ‘Sin Sombrero’ fueron algunos de los temas interpretados antes de que Jose se quedara solo en el escenario para cantar ‘Ya no me acuerdo’. Volvió David al escenario con ‘Gafas de color de rosa’, la canción más crítica de su nuevo trabajo, para luego quedarse “a solas” con su hermano encima del escenario.

Únicamente con sus voces y sus dos guitarras, interpretaron canciones como ‘Vuelvo a las andadas’, ‘Destrangis in the night’, ‘Mi primera cana’ y ‘Tan solo’, canción en la que se unió la banda.

Un final de clásicos

Inmediatamente después de que sonara ‘Fin de semana’, los hermanos anunciaban que iban a grabar in situ el videoclip de ‘Ando buscando’.

‘El del medio de Los Chicos’, ‘Vacaciones’ y ‘Mundo marrón’ dieron paso a una canción dedicada “a la gente que se levanta a las 5 de la mañana y a la que quiere levantarse a las 5 pero no puede”, ‘Pastillas de freno’.

Con ‘Me falta el aliento’, ‘La raja de tu falda’, ‘Fuente de energía’ y ‘Paseo’ el público enloqueció.

Después de ‘Nadie sabe’, apostaron por sus clásicos ‘Ojitos rojos’ y ‘Como Camarón’ para poner fin a la noche. “Ha sido el mejor Sant Jordi que hemos hecho hasta el momento”, celebraba Jose a la vez que recordaba que el 15 de octubre de 2016 volverían a la ciudad catalana para cerrar la gira.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!