La pintura forma parte de la vida del ser humano desde tiempos inmemoriales y son el desarrollo de la técnica y la experimentación continua lo que consigue transmitir diferentes sensaciones en aquellos que la observan. La sala Alcalá 31 de Madrid acoge hasta el 22 de noviembre “Pink Requiem”, la primera exposición individual de Carlos León, comisariada por María de Corral, donde encontramos una recopilación de 40 años de continuo trabajo, esfuerzo y cambio.

Alrededor de 50 piezas se exponen en las paredes de la sala Alcalá 31, paredes blancas que reflejan una luz intensa y fomentan que la mirada de aquel interesado se desplace de un lado a otro buscando el color, elemento esencial en las pinturas de Carlos León. La poesía, la filosofía, la música, el psicoanálisis, la naturalezason algunos de los temas presentes en las obras, repartidas por cuatro espacios que representan diferentes momentos de su trabajo.

Los múltiples materiales y soportes utilizados en las piezas acompañan la evolución artística del pintor que “siempre se ha mantenido fiel a sus principios e ideas”. Sus manos han pasado desde el óleo y el acrílico hasta el uso del dibond, “un material anónimo y frío que añade un plus de modernidad a la obra”. La disposición a lo largo de la sala se realizó de manera consciente ya que uno de los elementos más importantes es la proximidad entre espectador y obra, de ahí que se eliminara el concepto de longitud entre ambos.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Arte

A través de un complejo uso del color y una técnica magnífica, Carlos León nos muestra indirecta o directamente pequeños fragmentos de su vida y de su evolución artística. El espectador que contempla evoluciona al mismo tiempo mientras observa los colores cálidos, los colores fríos y cómo se entremezclan con mucho tacto para reavivar diferentes sentimientos y sensaciones a través de cuatro décadas de pintura.

Una colección de obras vivas que impide que la mirada del espectador se desvíe de la mera contemplación y le ayuda a sumergirse en los recovecos más profundos.

“Uno va construyendo su biografía entre el azar y la necesidad” (Carlos León)

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más