Mediaset busca repetir el "inesperado" éxito que tuvo con Ocho Apellidos Vascos, toda una revolución para la mermada taquilla española, por eso no sólo Paolo Vasile, responsable de Mediaset, apuró un estreno previsto para el año que viene, de modo quelos beneficios entraran de modo muy positivo en las cuentas de Telecinco de este año, sino que han hecho del preestreno de "Ocho Apellidos Catalanes" un evento por todo lo grande. No uno sino dos fueron los céntricos cines de Madrid en acoger una première tipo las de Hollywood, plagada de estrellas y de prensa, 3500 personas repartidas entre los cines de Callao y los Capitol donde estaba la alfombra roja, además de retransmisión en directode la première en Divinity, con Lara Álvarez y Miguel Rabaneda comopresentadores.

Todas las cadenas de Mediaset se han hecho eco del estreno de la película dirigida por Emilio Martínez-Lázaro, y raro es que alguna no haya reservado un espacio para entrevistar a los protagonistas. Sonada estos días ha sido también en este sentido la metedura de pata de Dani Rovira (Rafa) y Clara Lago (Amaia) en el programa El Hormiguero de Pablo Motos quejándose ante el gran público de los problemas de ser una pareja famosa en la sociedad de hoy en día, el escozor de muchos admiradores ante las quejas de la pareja se ha hecho notar en las redes sociales.

Ocho Apellidos Catalanes mantiene el reparto principal de Ocho Apellidos Vascos:Dani Rovira, Clara Lago, Karra Elejalde, Carmen Machi, incorporando en el bando catalán a Berto Romero, en el papel del nuevo novio hipster de Amaia y a su iaia la veteranaRosa María Sardá.

Con respecto al argumento Koldo, disconforme con el nuevo noviazgo de su hija, acude en busca de Rafa para que recupere el amor de Amaia. El guión es obra de Diego San José y Borja Cobeaga.

Si el éxito de Ocho Apellidos Vascos vino de la sorpresa de ser una comedia sencilla basada en tópicos que más o menos podían hacer gracia a todos los españoles, con un toque de comedia costumbrista, que nos recordaba los inicios del Cine español, su secuela Ocho Apellidos Catalanes lo va a tener bastante más difícil, eliminado el factor sorpresa y sumada la crispación social en la que una república catalana está bastante más cerca de la realidad que de la ficción.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!