Los atentados de Paris han conmocionado al mundo, sin duda lo queramos o no habrá un antes y un después. El mundo del ocio de las personas corrientes ha sido invadido por el terror, un terror que sólo debería de ser válido en el cine. Las personalidades del mundo del espectáculo no han podido quedarse al margen, de hecho para bien o para mal, nadie ha podido hacerlo.

Numerosos artistas han cancelado sus próximos conciertos por miedo o simplemente por solidaridad con el pueblo francés. Hace tan sólo una semana Prince anunciaba una gira en solitario por 16 ciudades europeas que comenzaría el 24 de noviembre en Viena, y pasaría entre otras por el Liceo de Barcelona.

La agencia organizadora ha aplazado la gira por el momento.

El grupo estadounidense Foo Fighters, ha cancelado los 4 conciertos que le quedaban de gira en Turín, París, Lyon y Barcelona donde tenía todas las entradas del Palau Sant Jordi vendidas. Han emitido un comunicado “con gran tristeza y gran preocupación por la gente de París, nos vemos obligados a cancelar la gira actual…esto es una locura, una mierda…”

Así mismo el grupo U2 ha cancelado el concierto que tenía previsto para el sábadoestamos devastados por la pérdida de vidas en el concierto de Eagles of Death Metal y nuestros pensamientos y oraciones están con la banda y sus fanáticos”.

La banda de Coldplay este sábado decidió aplazar su concierto en Los Angeles en solidaridad con lo ocurrido en Francia.

También Madonna se planteó suspender su gira, sin embargo mantuvo el concierto del sábado en Estocolmo y no parece que vaya a cambiar las fechas de los siguientes conciertos de su gira Rebel Heart Tour. La Reina del Pop, a sus 57 años actuó como tal interrumpiendo el concierto para hablar durante seis minutos de lo ocurrido en la capital francesa “No hay nadie en el mundo que tenga derecho a impedir que hagamos lo que amamos” dijo visiblemente emocionada “la dignidad y el respeto serán lo único que harán cambiar al mundo. Sólo el amor lo hará cambiar”.

Tras un minuto de silencio en homenaje a las víctimas Madonna entonó su “Like a Prayer” entre lágrimas:

La vida es un misterio

Que todo el mundo debe correr por su cuenta

Te oigo decir mi nombre

y parece como un hogar…

Y un hogar es el lugar donde deberíamos sentirnos seguros…el mundo es nuestro hogar.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!