"El mundo existe para llegar a un libro", decía Mallarmé, y Borges lo corroboró con su "culto a los #Libros". Es evidente que la sociedad vive continuamente en una época de cambio. El hombre comenzó a repetir sus acciones por ritualidad. De ahí en adelante todo era repetición. De esta forma la propia tradición se convierte en una moda; sin embargo, esa moda no deja nunca de ser pasajera. Inevitablemente cambian nuestras formas de vivir: la ropa deja ser atractiva, los modos de escuchar música evolucionan, el cine se renueva, los peinados se alteran... Lo mismo sucede con el libro.

La situación del libro siempre ha sido un caso curioso.

Con el nacimiento del libro electrónico, el libro en papel murió. Todo el mundo quería tener un libro electrónico, todo el mundo quería "modernizarse". Porque solo es eso, una cuestión de moda. Con el libro electrónico, la ciencia le dio una razón al público no lector para coger un libro y leer: el mundo tecnológico se ponía de lado de la cultura y los no lectores se convirtieron en lectores. Por ello, la era de la información se convertía en una clara realidad. El surgimiento del nuevo siglo anticipaba la muerte del libro en papel. Estos últimos quince años lo parecía. Hasta hace recientemente poco.

El libro electrónico pierde poder en esta nueva época que estamos viviendo y el libro en papel vuelve a renacer. Nuevamente nos encontramos en un tiempo de cambio. El libro en papel vuelve a ser una moda.

Vídeos destacados del día

El libro en papel ha resurgido entre sus cenizas. Lo mismo que sucede con los vinilos de música, el libro sigue siendo el mejor modo para narrar historias. La tradición ha vuelto a nosotros, aunque en realidad nunca nos había dejado. El papel sustituye a la pantalla en esta nueva forma de ver el mundo.

Por ello, la relación entre libro y pantalla resulta ser transmedia. Y los nuevos escritores lo saben, por lo que prefieren seguir apostando por historias que jueguen entre un medio y el siguiente. Así pues, lo mismo que le sucede a los escritores, le sucede a las editoriales que les publican. Ahora más que nunca deciden apostar por el mundo en papel publicando libros como "Librerías" de Jorge Carrión, quien recupera el aliento del papel. Sin embargo, no dejan de lado en ningún momento el poder de la ciencia y la tecnología, pues como ya hemos dicho, hoy los diferentes medios de hacer historias son inmensos y se apoyan entre ellos más que nunca.  #Arte