La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, presidida por el actor Antonio Resines, ha emitido un comunicado este jueves negando su relación con los casos investigados acerca de un presunto delito de fraude, consistente en incrementar las cifras de asistencia a las salas que proyectaban películas españolas para conseguir una subvención del Ministerio de Cultura.

En este comunicado, Resines afirma que la Academia de Cine es una asociación privada de profesionales del sector cinematográfico, sin ánimo de lucro, que no guarda relación alguna con los hechos objeto de investigación por los cuatro juzgados que investigan los hechos.

Anuncios
Anuncios

Estos juzgados de Madrid tienen abiertas varias causas por infracción en relación a las subvenciones concedidas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a diferentes proyectos cinematográficos, al detectarse supuestas manipulaciones de las cifras de taquilla para obtener las ayudas a la amortización en la que consistía el anterior sistema de subvenciones al cine.

La Fiscalía Provincial de Madrid ha presentado una querella contra el anterior presidente de la Academia de Cine, Enrique González Macho, que está imputado en la causa como exhibidor y distribuidor de la película “Rosa y Negro” (2009) junto al productor Edmundo Gil.

Anuncios

Ambos están imputados por un presunto delito de fraude de subvenciones por un total de 731.972 euros por esta película. Si bien, esta imputación del ex presidente de la Academia no está vinculada al cargo que ejerció, y que abandonó el pasado mes de febrero de forma inesperada.

En relación a todas estas informaciones, el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, ha afirmado que “no se puede levantar una causa general contra el Cine español” por este presunto delito, ya más conocido como “taquillazo”, y añade que “si estos asuntos se confirman, afectarán estrictamente a personas particulares”.

En algunos de estos supuestos investigados por varios juzgados de la capital, las partes han llegado a acuerdo para devolver la subvención, como es el caso de Miguel Bardem. En otras ocasiones, el Ministerio de Cultura suspendió la concesión de subvenciones, como ha ocurrido con tres películas de la productora ABS Production-Barcelona, y que han llevado a la imputación de los hermanos Sole Viñas.

En total, Cultura ha solicitado la devolución de las subvenciones concedidas a 23 películas entre los años 2013 y 2014, y a otras nueve más en 2015.

Este delito de fraude en la subvención está tipificado en el Código Penal, y contempla penas de multa y prisión de hasta cinco años para quienes falseen cifras para obtener subvenciones del Estado de más de 120.000 euros, en caso de no devolver dicha concesión económica.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más