La entrada de un repescado siempre trae cola. El resto de concursantes acusan a Raquel de tener información privilegiada y poder jugar con eso. Pese a que algunos aún no cuentan con pruebas de los chivatazos, sí que hay concursantes, como Carlos o Niedziela, que se han fijado en el cambio de rutinas y bandos de la carecerá, que por ejemplo se ha unido a Aritz y Vera, sabedora del gran apoyo que ambos tienen en el exterior.

Pero no todo se ha quedado en acusaciones del interior, sino que un gran grupo de gente bajo el #hahstag #Raquelexpulsiondisciplinaria exigen la salida de la concursante por aportar información del exterior.

Anuncios

Los seguidores están aportando listas de mentiras que Raquel ha contado a distintos concursantes, entre ellas que solo estuvo fuera de la casa 3 días o que entró rescatada con más de un 70% de los votos. Así como datos que solo sabemos los que estamos fuera: confesionarios de Sofía, basados casi en su totalidad en Suso; ha desvelado quienes son los favoritos y quienes no, y ha incluido porcentajes de expulsión. Pero a esto hay que añadir que el pasado sábado por la noche la dirección la tuvo que llamar la atención por estar escribiéndole cosas a Suso en la piel.

Mientras las pruebas y el enfado de los seguidores se acumulan, GH16 mira para otro lado. Y es que la llegada de Raquel de nuevo a la casa ha dado, da y dará mucho que hablar no solo por sus cotilleos. La frialdad con la que el CasaNova de Suso la recibió ya hizo arder las redes sociales y la boca de muchos comentaristas. Sus posteriores peleas y pseudo-rupturas mantuvieron a muchos en vilo ante el 24h. Y su petición de una hora sin cámaras ya fue apoteósico. 

Raquel puede estar cometiendo cientos de indiscreciones desvelando información del exterior, pero los potenciales "edredonings", las horas sin cámaras pero con micros, los ataques de celos de Sofía y las riñas entre una parejitas que no sabe si quiere serlo, vende mucho más que hacer caso a unas reglas demasiado arbitrarias.

Anuncios

Raquel da juego y emoción, características que la casa había perdido desde que la cacereña abandonó el concurso, y con ello espectadores y publicidad. ¿Crées en serio que una productora de televisión va a dejar pasar eso fácilmente?