Seguro que todos hemos visto , aunque sea una vez, el film Titanic, la recreación que James Cameron llevó a las pantallas sobre el llamado buque de los sueños, y si hablamos de fans, quizás recuerden esta frase: 'Proa a alta mar señor Murdoch. Quiero que todos vean cómo navega'. Así daba órdenes el capitán a uno de sus oficiales en el film. Todos debían de admirarla magestuosidad y el gran alcance que podría llegar a tener. Algunos han soñado incluso el poder embarcar en ese majestuoso transatlántico, descubrir sus secretos, su historia. Pues señores y señoras están de suerte porque el Titanic ha navegado a toda máquina hasta Madrid.

El Fernán Gómez Centro Culturar de la Villaacoge la increíble y espectacular exposición 'Titanic: The Exhibition'. Y decimos espectacular, porque se trata de una auténtica experiencia que los visitantes van a poder disfrutar. Por primera vez podrán sentirse como un pasajero más de este gran buque. Para ello la exhibición está dividida en tres apartados fundamentales,como son los objetos reales del buque, las recreaciones de interiores de forma tridimensional y conocer la verdadera historia mediante la unión de los dos apartados anteriores. Además el visitante puede solicitar un sistema individual de sonido, con música y voz para sumergirse por completo en la historia.

¿Con qué se encontrará el visitante?

Para que el visitante pueda sumergirse en la historia y se sienta cómodo y fascinado a bordo, la compañía ha recreado las estancias interiores del buque, de manera que puedan sentir cómo vivieron los 2.207 pasajeros que viajaban en su interior. Por lo que la aventura comienza con una reproducción del portón de entrada de pasajeros, pasando por la gran escalinata de proa, podrán recorrer el pasillo de primera clase, y observar las diferencias entre un camarote de primera y otro de tercera clase., podrán ver el gran tamaño de las hélices..

etc.

Además la compañía cuenta con su propio especialista, el prestigioso historiador C.G Wetterholm que lleva más de 40 años tras la historia del Titanic, y participó en las expedicciones de los restos a lo largo de los noventa. Con su ayuda podremos situar la historia del buque desde su concepción y construcción hasta los restos que han quedado a 4km de profundidad del Atlántico.

Sin olvidarnos de cómo vivieron sus pasajeros durante los días que el gran buque vivió, cómo fue el choque contra ese iceberg, el hundimiento, el rescate, las comisiones de investigación.

El broche de oro lo aportan los objetos reales que la compañía lleva reuniendo durante 30 años, objetos, documentos e imágenes que han conservado con sumo mimo y cuidado para ponerlas a disposición del público y que puedan apreciar la dimensión humana de esta tragedia. Pues para muchos sólo serán objetos, pero en su día pertenecieron a esos pasajeros que tuvieron que vivir ese horror. Son el instrumento de su voz, que se les oiga y cuenten su historia.

Para cualquier consulta pueden dirigirse a la página de la exposición www.titanic.eu

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!