Esta noche, a partir de las 23:30, tendrá lugar la velada en la que se hará público el fallo del premio literario mejor dotado de España, y el segundo del mundo, por detrás del Nobel, con 601.000 € para el ganador y 150.250€ para el finalista. El motivo de que se falle hoy se debe a ser la festividad de Santa Teresa, onomástico de Teresa Bosch, esposa de José Manuel Lara Hernández, fundador de la editorial Planeta y creador del premio en 1952. Esta primera edición fue ganada por Juan José Mira, con su obra En la noche no hay caminos, siendo galardonado el autor con 40.000 pesetas, una fortuna en la época.

Tras él, este premio ha sido obtenido por autores de la talla de Camilo José Cela, Antonio Muñoz Molina (El jinete polaco), Juan Marsé (La muchacha de las bragas de oro), Manuel Vázquez Montalbán (Los mares del Sur), Ana María Matute (Pequeño teatro) o Mario Vargas Llosa (Lituma en los Andes). Es cierto que el Planeta ha suscitado amplias y variadas polémicas, especialmente en los últimos años, debido a los rumores que afirman que el premio había sido previamente adjudicado al fallo, en función de estrategias e intereses del mercado editorial, así como el cuestionamiento de la calidad de las obras premiadas a favor de las ventas. Sin embargo, también es necesario mencionar que la cuantía económica con la que está dotado y, sobre todo, la capacidad de promoción y difusión de las que disfrutan las obras galardonadas, ha sido durante todos estos años un potente activador para la creación literaria en lengua española.

Los premios literarios españoles creados en las últimas décadas han jugado un papel fundamental, desde la creación del Nadal en 1944, para reactivar el campo cultural y literario nacional tras las graves carencias materiales e intelectuales de la Posguerra. Si bien ahora grandes premios como el Nadal o el mismo Planeta se otorgan a autores más o menos consagrados, en su día fueron el impulsor de la carrera literaria de autores como Carmen Laforet, Miguel Delibes o Carmen Martín Gaite, por poner algunos ejemplos.

Su prestigio contribuyó, además, a dignificar la figura del escritor profesional en nuestro país, y a crear la escena del mercado editorial tal como lo conocemos hoy en día, en el que la interacción entre valor material y prestigio es tan sutil que merece, en muchas ocasiones, un análisis detallado.

Tras la victoria del mexicano Jorge Zepeda en la edición del pasado año, la sexagésimo cuarta del Premio, con Milena o el fémur más bello del mundo, las quinielas sobre el ganador de 2015 están al rojo vivo. Lo que sí sabemos con seguridad es que en la ceremonia se rendirá homenaje a José Manuel Lara Bosch, hijo de José Manuel Lara Hernández y presidente del grupo editorial hasta su fallecimiento en enero de este mismo año.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!