CentroCentro Cibeles acoge la exposición "Kandinsky. Una retrospectiva", la muestra que ya podemos ver en Madrid y que estará abierta hasta el próximo 28 de febrero. Se trata de la exposición más grande que se ha organizado en España dedicada a este pionero de la abstracción y maestro de la vanguardia del siglo XX.

La muestra supone un viaje por la obra artística y espiritual de Wassily Kandinsky, un viaje que nos mostrará la trayectoria de este artista a través de un centenar de obras que incluyen algunas de las pinturas, dibujos y fotografías de Kandinsky, cedidas por el Centre Pompidou de París; son las obras querealizó a lo largo de las distintas etapas de su carrera, desde sus primeras obras, hasta el punto álgido de la experimentación y la abstracción.

Este viaje se estructura en cuatro secciones y comienza en Múnich, 1896 - 1914: nos encontramos en los primeros años de carrera artística de Kandinsky, que acaba de trasladarse a Múnich para comenzar sus estudios de pintura, tras abandonar la carrera de derecho y economía. Las primeras obras se ven marcadas por la influencia del impresionismo y construye paisajes brillantes que reflejan leyendas mágicas; Kandinsky da sus primeros pasos hacia la investigación del color y la abstracción y comienza a realizar experimentaciones, cuyo pretexto es el paisaje.

Además, esta época nos muestra al vanguardista que lleva dentro, en el momento en que comienza el movimiento El jinete azul, junto a Franz Marc, lo que supone la primera separación del artista del realismo.

El segundo paso de la exposición está en Regreso a Rusia, 1914 - 21, se trata de una época menos productiva en la que el estallido de la Primera Guerra Mundial provocó que Kandinsky regresara a Rusia, donde se casaría con Nina, que le influenció para acercarse a la figuración. Sin embargo, esta época tiene un claro acento político dada su implicación en la Revolución de Octubre y sus instituciones culturales, aunque fue el momento en que se materializó la definición de la abstracción.

Este recorrido nos lleva a Los años de Bauhaus, 1921 - 33, momento en el que su obra y reconocimiento le llevaron a trabajar en la escuela de arquitectura y Arte Bauhaus, donde impartiría el curso de pintura mural. Estos años nos dejaron la creación de la carpeta Pequeños Mundos, que sintetiza toda su producción anterior.

Finalmente, la presión del ascenso del nazismo provocó el cierre de la escuela en 1933.

Para terminar nuestro viaje, la exposición nos presenta la última sección, París, 1933 - 44, el ascenso de Hitler en Alemania hizo que Kandinsky se trasladara a París, capital del arte por excelencia que tendría que descubrir la excelencia de la abstracción de nuestro artista. En este momento, la influencia del surrealismo llevó a Kandinsky a una nueva etapa artística en la que construiría formas biomórficas, amebas o insectos que expresan un mundo que le permitiría escapar de los horrores de la guerra.

Así, CentroCentro Cibeles nos invita a conocer a Wassily Kandinsky de una manera más íntima, personal y espiritual.

¡No te lo pierdas!

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!