John Erick Dowdle se aleja por primera vez del Cine de terror (Quarantine, remake de la española REC), para embarcarse en esta película de acción extrema que se estrena en nuestras pantallas, aunque utiliza muchos de los mecanismos de ese género para mantener en vilo al espectador los 103 minutos que dura la película.

Owen Wilson es el protagonista (Tras la línea enemiga, Los Becarios, No tan duro de pelar), deja atrás sus no muy fructuosas incursiones en el cine de comedia, para meterse en la piel de Jack Dwyer, un ingeniero que se ha quedado sin empleo y ve la posibilidad de empezar de nuevo en un país asiático, trabajando para una gran compañía encargada de la privatización del agua.

Se traslada pues desde Texas hasta Asia con su mujer interpretada por Lake Bell (La Voz de una Generación) y sus dos hijas pequeñas. Al poco de llegar la familia que atrapada por una revuelta que se produce en el país y que se vuelve contra los extranjeros (por ese proceso privatizador) tratados con extrema violencia. Pierce Brosnan, acostumbrado al cine de acción (El Sastre de Panamá, Matador), se desenvuelve bien en un papel de personaje carismático, infantil y encantador a un mismo tiempo desvelando las causas del conflicto.

La película no deja pestañear al espectador que se ve atrapado en una línea argumental donde los protagonistas son la violencia y la acción extremas. Las escenas de acción se presentan de manera espectacular y la dureza de las imágenesresulta impactante y a veces exagerada.

La banda sonora corre a cargo de Marco Beltami y Buck Sanders y contribuye en todo momento a mantener el ritmo trepidante de la cinta. La angustia y la rapidez hacen que el espectador no busque profundizar más en el argumento de la película sino que se meta de lleno en la situación límite que está viviendo la familia y de la que por momentos parece que no hay escapatoria posible.

En definitiva un thriller de la más pura acción para pasar una tarde de entretenimiento en una de nuestras salas de cine sin necesidad de buscar más profundidad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!