Los anuncios forman parte de nuestra vida, los encontramos en Televisión, la radio, el cine, en revistas e incluso en Spotify cuando escuchamos música. Con los años, los anuncios se han vuelto más elaborados –algunos, no todos–sobretodo en el sector automovilístico pero, hay otro sector que también pisa fuerte, el de las bebidas.

Los espectadores esperan con emoción la llegada de la Navidad y el verano para ver el nuevo spot que presentarán Freixenet y Estrella Damm. La publicidad es una arma poderosa si se usa bien y esto lo saben de sobra estas dos grandes franquicias, que han sabido sacar partido a sus anuncios haciéndolos atractivos y virales.

Entre burbujas y estrellas

En 1977 la compañía de cava catalán hizo su primer anuncio con un icono del cine del momento, Liza Minnelli. La actriz se había convertido en una superestrella gracias a su papel en Cabaret y fue la primera en protagonizar un anuncio de Freixenet.

Durante los años siguientes, grandes estrellas internacionales siguieron sus pasos. El actor Gene Kelly hizo un guiño a una de sus películas más conocidas bailando bajo la lluvia de burbujas el año 81. Uno de Los Ángeles de Charlie, Cheryl Ladd, se puso ante las cámaras de Freixenet en el anuncio del 82. En el 89, Paul Newman fue el encargado de desear unas felices navidades con una copa de cava. La explosiva Kim Basinger fue la protagonista en el 93 y Meg Ryan, icono de las películas románticas apareció en solitario en el 97.

Con el cambio de milenio, las actrices que aparecieron como imagen de Freixenet fueron españolas, Penélope Cruz –2001–, Pilar López de Ayala –2002– y Paz Vega –2003.

Pero también ha habido grandes parejas que han compartido escenario como Shirley Maclane y Miguel Bosé en el 83; Jacqueline Bisset y Alexander Gudunov –que eran pareja en la vida real– el año 86; el actor que daba vida a Superman, Christopher Reeve y Inés Sastre en el 90; un año más tarde Don Johnson con Norma Duval; una de las parejas más explosivas se pudo ver en el 92 con Sharon Stone y Antonio Banderas; Andie Macdowell y el bailarín Nacho Duarto en el 94; el agente 007 Pierce Brosnan junto a la modelo Nieves Álvarez en 2004; Demi Moore y Gabino Diego un año más tarde; Gwyneth Paltrow y Ángel Corella, en 2006; el dúo Simon Baker y el director Martin Scorsesse en 2007 no terminó de funcionar muy bien y, en 2014, María Valverde bailó al son de David Bisbal varias coreografías inspiradas en las distintas décadas.

Este año es el turno del equipo español de gimnasia rítmica, que será el encargado de desear unas buenas navidades rodeado de las irónicas burbujas de Freixenet.

Dejando el frío a un lado, otro de los spots más esperados del año es sin duda el de Estrella Damm. El primero en crear el concepto mediterráneamente fue Oriol Villar en 2009, desde entonces, la marca de cerveza catalana se rebana los sesos para traer a sus seguidores un anuncio cargado de buen rollo, playas azules, comidas con amigos y buena música.

El primer anuncio se rodó en Formentera, el año siguiente se optó por Menorca y la celebración de San Juan. En 2011, el protagonismo lo tuvo el restaurante de Ferrán Adrià, El Bulli y los paisaje de el Empordà. La Sierra de Tramuntana, en Mallorca fue el escenario de 2012. En 2013 hubo doble ración, ya que la compañía decidió hacer un anuncio de invierno con el exjugador del Barça, Cesc Fábregas y, otro en verano con el grupo Love of Lesbian. Viendo que la fórmula había funcionado decidieron repetirla en 2014. Este año, se ha vuelto a apostar por la fórmula clásica y presentaron un solo anuncio con la presencia de estrellas del cine como Dakota Johnson–de moda por su aparición den 50 sombras de Grey–, Quim Gutiérrez y Natalia Tena.

A parte de los escenarios paradisíacos hay otros elementos que son característicos de estos anuncios. Siempre hay una historia de amor, canciones pegadizas que se convierten en canción del verano y, por útllimo, sus eslóganes como “A veces lo normal puede ser extraordinario”, entre otros.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!