El Picnik Electronik Barcelona está viendo crecer su popularidad año tras año. Personas de todo el mundo suben hasta la cima del Parc de Moitjuïc para vivir una experiencia única. Facebook e Instagram están llenos de fotos de gente bailando, riendo y disfrutando. Todo el mundo coincide en que es un evento único que no nos podemos perder.

Pero, ¿Qqué lo hace especial? Existen multitud festivales a nivel internacional, al aire libre, que tienen lugar durante las horas de sol y con deejays increíbles, pero, el Piknic Elektronic posee ciertas características que lo hacen único. Y con esto no queremos decir que sea el mejor festival del mundo, pero no se puede negar que tiene su encanto.

Y es que no sólo está dirigido a los mayores, el festival cuenta con una zona dedicada a las familias para que los niños y los adolescentes puedan bailar y disfrutar de la Música electrónica, y, más importante, para que los papis más marchosos no se queden sin poder asistir. Y es que, ¿Por qué se les iba a privar de algo así? El PEB nos enseña que una tarde al sol en el parque puede ser el escenario perfecto para todos en el quedisfrutar de una programación electrónica de primera línea.

Un precio asequible

Todos sabemos en qué situación económica nos encontramos en España. Por lo general los festivales tienen precios altísimos, y, no sólo estamos hablando de la entrada, sino de las bebidas, atracciones y otras actividades.

Así, limitan la asistencia a los más pudientes o a los que destinan sus ahorros al evento. Catorceeuros es un precio que se paga en muchas discotecas por una noche cualquiera, y, hay que señalar, que el cartel no ha dejado indiferente a nadie. Artistas de la talla de Paco Osuna, Derrick May o Maceo Plex, entre otros, han hecho bailar a los asistentes hasta el anochecer.

El ambiente, qué surge de la mezcla de público

Gente muy distinta acude al PEB, incluso podemos preguntarnos qué tipo de ambiente puede surgir al mezclar niños y familias con jóvenes locos por darse una buena fiesta. Primero, hay que decir que hay zonas divididas para cada público, pero también las hay comunes.

Hay que destacar que la actitud de la gente esla que permite que esto seaposible, a pesar de que todo el mundo vayaa pasárselo bien,el públicose hamostradorespetuoso, y no por ello se creado una atmósfera menos divertida.

El hecho de que acudiesen personas distintoslugares del mundo, amantes de nuestra cultura (claro)generaun ambiente multicultural y abierto, ideal para conocer gente y vivir una experiencia única.

Regularidad, si te gusta, repites

El PEB ha tenido lugar cada domingo del verano en Barcelona, muchos han acudido a cada encuentro y otros han estado de paso. Aunque terminó el veinte de septiembre, los promotores no se olvidan de sus fans, el festival continua con la versión Brunch Électronic Barcelonaen Poble Espanyol que comienza el once de octubre.

Deejays como Omar-s, Octave One o Radio Slave seguirán haciendo bailar al público las tardes de domingo venideras.

La música electrónica ocupa un gran espacio en la escena musical a nivel internacional. Normalmente está asociada a clubs y a un determinado público, el Piknic Èlectronic es uno de los festivales que rompe con estos estereotipos y crea un evento accesible para todos. Sol, naturaleza, deejays, familias, jóvenes, restaurantes, tiendas de ropa y colchonetas se juntan en un lugar privilegiado y a un precio asequible, para el disfrute de todo el que quiera pasar una buena tarde los domingo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!