Hasta el estreno de “Batman Begins” en el año 2005, el personaje de cómic creado por Bob Kane había tenido otras adaptaciones cinematográficas hechas con mejor o peor fortuna. El primer Batman de la “era moderna” fue el que dirigió en el año 1989 Tim Burton. Avalado por su éxito con “Bitelchús”, la Warner decidió encomendar a Burton la tarea de revitalizar a un personaje que, en los años 60 y 70, había tenido serie de televisión propia, pero cuyas características se acercaban más a las de una serie “B” que a un producto realmente solvente.

En esta adaptación de 1989, Tim Burton logra dar una vuelta de tuerca al personaje (encarnado por Michael Keaton y apoyado por un magnífico Jack Nicholson como “Joker”) y que la película se convirtiera en un éxito.

Burton volvería a adaptar al guardián de Gotham en “Batman Vuelve” (1992), con mismo actor para encarnar al protagonista y secundarios como Danny de Vito (Pingüino) y Michelle Pfeiffer (Catwoman).

La película volvió a ser un éxito, aunque sus datos en taquilla quedaron por debajo de su predecesora. Quizás por esta circunstancia, la productora confió las dos siguientes películas de Batman a Joel Schumacher, que renunció a la estética gótica que le había imprimido Burton y apostó por una ciudad y ambientes totalmente diferentes. Y aunque “Batman Forever” (1995) no tuvo una mala acogida, con Val Kilmer de protagonista y rodeado de Jim Carrey, Nicole Kidman o Tommy Lee Jones, el resultado global fue decepcionante.

Aunque sin ninguna duda, el auténtico fracaso y punto más bajo de la serie de películas de Batman llegó en 1997 con Batman  & Robin, una cinta más cerca del subproducto que de una verdadera adaptación, con George Clooney en el papel de Batman y enemigos como Uma Thurman o Arnold Schwarzenegger.

Tras el estrepitoso fracaso del filme de Schumacher, hubo que esperar hasta 2005 para que Christopher Nolan decidiera poner en marcha una nueva película sobre Batman.

El resultado no pudo ser mejor. Con la vista puesta en crear una trilogía, esta primera cinta de la saga llevó por nombre “Batman Begins” y consiguió que incluso la crítica más severa y dura, esa que despreciaba las adaptaciones de los cómics por considerarlas inferiores a cualquier otra producción, se rindiera ante este filme. Y es que el mayor logro de Nolan fue dotar a su adaptación de una estética atractiva y sugerente, a medio camino entre el toque gótico de Burton y una concepción propia de lo que debería ser su “caballero oscuro”.

En esta ocasión Batman, interpretado por Christian Bale, está rodeado de un elenco de secundarios de lujo como Michael Cane, Morgan Freeman, Gary Oldman o Liam Neeson.

Batman Begins fue el inicio de la trilogía, que alcanzaría su momento de gloria con su segunda entrega “El caballero oscuro” (2008), donde Heath Ledger realiza una magnífica interpretación del “Joker” (también es cierto que esta interpretación queda algo mitificada por la muerte de Ledger poco después) y tanto la trama como su desarrollo cobran tintes de auténtico Cine negro clásico.

La trilogía se cerraría con “Batman: La leyenda renace” (2012), que sirve como perfecto colofón a la magnífica saga desarrollada por Nolan, que encumbró a los “altares” del cine a un personaje de cómic para despojar ciertos prejuicios atávicos sobre este tipo de películas. Ahora solo queda que futuras adaptaciones sigan los pasos marcados por estas tres cintas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más