Su lema es “La revista que sale los miércoles”, por que se llama “El Jueves”. Salió cuando otras de estilo parecido, como “El Papus”, y coincidiendo con el cierre de la mítica “La Codorniz”, aunque ésta última era de un estilo más sofisticado y menos procaz que las otras dos.

Fue blanco de las iras conservadoras por su estilo, para ellos semi-pornográfico, sobre todo con las páginas de Óscar Nebreda y sus personajes hambrientos de sexo, con desnudos frontales masculinos y femeninos, aunque sin mostrar escenas explícitas como en otras revistas más marginales.

Pero “El Jueves” era sobre todo Política, de actualidad. Todo tenía, más o menos, que girar en torno a la Política, aunque tuviera personajes como Makinavaja, cuyas historias giraban en torno a sus robos y los esperpénticos personajes de una Barcelona marginal que Ivá recreaba de manera peculiar, o las “Historias de la Puta Mili”, que satirizaba el Ejército como nunca se había visto en este país.

Tuvo varias etapas, la primera con Óscar, Ivá y José Luis Martín entre los tres dibujantes más importantes. La trágica muerte de Ivá en accidente de coche en 1993 fue un duro golpe, acentuado con las posteriores de Perich, Gin, Raf o Nieto (el guionista de Ventura en sus cómics paródicos de Groucho y Harpo Marx, iconos de la revista junto al Martínez El Facha de Kim, que siguen apareciendo).

Luego con la incorporación de otros dibujantes más jóvenes, adaptándose a los nuevos tiempos. Y la tercera etapa es desde 2013, con la marcha de muchos de ellos por la autocensura de la portada del nuevo #Rey Felipe VI, que motivó la entrada a toda prisa de nuevos talentos.

La revista cumple 2.000 números y lo celebra con un número especial. El bufón que es símbolo de la revista descorcha una botella de cava, y el tapón sale a toda velocidad… dando de lleno en el ojo del Rey Felipe VI, un Obispo y un banquero, los tres poderes a los que más ha satirizado “El Jueves”, sobre todo a la Monarquía, que antes que Toni Albà parodiara con tanto talento a Juan Carlos I en “Polònia”, ya lo hacía “El Jueves”, que tuvo que sufrir querellas y secuestros de la revista, como cuando la famosa portada de Felipe y Letizia en acto íntimo, y que el tiempo ha demostrado que la revista tenía razón en su sátira: el tener hijos con el “cheque bebé” y el poco trabajo que tiene en realidad la Monarquía.

Vídeos destacados del día

La primera inspiración de “El Jueves” fue las revistas francesas “Charlie Hebdo” y “Hara Kiri”, maestras de la irreverencia insobornable. Con el tiempo ha suavizado esa irreverencia, haciéndola más sutil, como lo hizo incluso Óscar, que antes de retirarse se había vuelto más suave en su visión del sexo, antes muy machista, por cierto, lo contrario que Mamen, creación de la dibujante Mariel, prototipo de la chica joven liberada sexualmente, sin prejuicios y con la cabeza bien amueblada. Empezó como un personaje más del cómic “Contactos”, con una panda de amigos cuyo tema más importante era el sexo, hasta que Mamen, con su característica cara pecosa de niña ingenua, se convirtió en la única protagonista del mismo. Y la mirada femenina de Mariel impide siempre que quede convertida en un simple objeto sexual.

Los dibujantes “escindidos” de “El Jueves” han creado una revista mensual on line, “Orgullo y satisfacción”, donde siguen dibujando a sus anchas, pero “El Jueves” ha sabido reciclarse y aunque ya no se atrevan con ciertos temas, saben satirizarlos.

#Rey Juan Carlos #Humor