¿Quién dijo que en España no se podía hacer una película de acción a la altura de la saga Bourne, llena de ritmo y tensión y con un trasfondo de peso que equilibre la balanza entre la adrenalina y la denuncia social? El año pasado El niño ya rompió moldes en cuanto a exponer la realidad del narcotráfico en medio de secuencias trepidantes que mantenían al espectador atado a su butaca y este, gracias a El desconocido, podemos enfrentarnos a un espectáculo similar pero en lugar de en las costas de Gibraltar, en las calles de La Coruña.

Luis Tosar, uno de los mejores actores del mundo, capaz como pocos de hacerlo todo, es el responsable de conducir, nunca mejor dicho, la película a buen puerto, expresión que también le viene muy bien a la cinta. Quien fuera Malamadre en Celda 211 es aquí un director de sucursal de banca que un buen día se ve metido en una encrucijada cuando alguien lo llama a su móvil y le dice que tiene una bomba bajo el asiento de su coche que estallará tanto si se levanta de su asiento como si no le da lo que pide a cambio de neutralizarla.

Dani de la Torre firma con ésta su primera película, un producto cien por cien comercial no exento del punto reivindicativo que tan familiar les va a resultar a los espectadores. Pero en contra de lo que se pueda pensar, con los antecedentes que el Cine español arrastra, la parte de queja que El desconocido pueda tener, en comparación con las revoluciones que alcanza en su in crescendo camino al desenlace, está tan bien medida que ni cansa ni resulta prescindible.

El despliegue de medios técnicos en la película es apabullante. Vaca Films y Atresmedia Cine han logrado impresionarnos con un montaje frenético cuando el momento lo requiere y con dos planos secuencia que en el futuro merecerán estudiarse en las escuelas. Por un lado, la entrada en escena del personaje de Elvira Mínguez, un verdadero prodigio. La cámara la encuentra, la sigue y no corta hasta que los detalles la sitúan por completo en el escenario de cuanto está ocurriendo.

Por otro, una persecución en la que también su personaje está implicado, digna como ya he dicho de las películas protagonizadas por el agente Jason Bourne.

Nada falla en esta producción, en la que incluso los niños, tan insufribles en innumerables ocasiones en la pantalla grande, se vuelven imprescindibles, sobre todo Paula del Río, cuya Sara va a ir evolucionando hasta ganarse por completo el cariño y la admiración del público.

Es, El desconocido, una película complicada, pero muy meritoria. No es fácil seguir las reglas del thriller con el tema que trata, pero el guión sabe el camino que debe seguir y no decepciona, es la ventaja que tiene que lo firme Alberto Marini, de quien Tosar ya interpretó la mítica cinta de terrorMientras duermes.

Ahora toca cambiar de género, hacer historia en otro.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!