2

Batman v Superman: Dawn of Justice finalmente seguirá la estela de su predecesora, Man of Steel, recibiendo la calificación de PG-13, de nuevo debido a sus dosis de violencia y cierto vocabulario.

Además, esta nueva entrega contará con ciertos toques de sensualidad, según ha sido revelado por la MPAA, encargada de la calificación de películas de EE.UU, probablemente por el papel de Gal Gadot (Fast & Furious) como Wonder Woman, la heroína más famosa de DC Comics que se tendrá su propia película monográfica en 2017, precediendo a la primera parte de La Liga de la Justicia.

Muchos rumores apuntaban a que el enfrentamiento entre el actual Superman (Henry Cavill) y el nuevo Batman (Ben Affleck) sería dotado de altas dosis de violencia propias de Zack Snyder en films como Watchmen o 300 que obligaran a llevar la cinta a acortar su público; sin embargo, parece que Warner Bros.

ha optado por seguir explotando el sector más joven y fanático del género de superhéroes, en pleno auge desde la reinvención del caballero oscuro por Christopher Nolan o el inicio del universo cinematográfico de Marvel.

La gran excepción a esta regla la representan adaptaciones como Daredevil, pues como ayer comentamos, uno de los productores de la primera temporada dejó claro que se optó finalmente por una serie para evitar rodar una película para adultos que formara parte del megaproyecto de Marvel, a pesar de que no se descarta la incorporación del antihéroe en próximas películas, además, a lo largo de los trece episodios de la primera temporada, pudimos advertir desde el principio referencias a la batalla de Nueva York de la primera parte de Los Vengadores.

Deadpool, el film monográfico de la Fox que protagonizará Ryan Reynolds y el cual llegará a la gran pantalla un mes antes de Batman v Superman: Dawn of Justice, también rompe con la regla, contando con una calificación PG-18, siendo una arriesgada apuesta a la hora de incorporar al personaje a futuras películas del universo cinematográfico de X-Men.

Vídeos destacados del día