El monasterio de Pedralbes, considerado "La crème de la crème" tras abrir sus puertas al público como museo en 2005, renueva su exposición permanente potenciando su sala gótica del siglo XIV, así como recupera el ambiente original, de cuando sus monjas dormitaban entre sus paredes.

Se ha decidido cambiar los colores vivos que recubrían su interior, basados en el colorido de algunas de sus obras de arte expuestas renacentistas y de artistas medievales, por un ambiente más austero en policromía, dejando para sus visitantes unos anchos pasillos con una iluminación tenue y que lleva al recogimiento, tranquilidad y sosiego.

Lo que se intenta con este cambio, es conseguir que la museografía no sea el centro de atención. Que pase un poco desapercibida, para así, poder sacar mayor provecho y potenciar esa sala gótica del siglo XIV, la iglesia y del claustro su piso bajo. Este hubiera sido el deseo y así lo potenció en su día, la fundadora, la reina Elisenda de Montcada, esposa de Jaume II.

Se han eliminado las barreras visuales, para dejar un aspecto más similar al original y se deja todo a la vista. Recalcar que también se han sido eliminadas algunas piezas. Según afirma Rafael Cornudella, comisario de la muestra Pedralbes, un 30% menos de las que se exponían en el 2005.

Del 1993 al 2004, tan solo se habían llenado sus paredes y espacios con la parte catalana de la colección Thyssen-Bornemisza, de ahí la importancia de haber ampliado su estancia a obras de todos estilos y épocas dentro del Arte religioso y de un gran valor artístico.

Grandes zonas para visitar en este cambio realizado. No solo la parte gótica. También pueden disfrutar con el ámbito Recogimiento dedicado al barroco o con las obras más modernas y neogóticas en Reinaxença.

Toda una exposición renovada en el Monasterio de Pedralbes, convertido en un museo público de arte religioso-litúrgico, tanto en pinturas como en objetos de orfebrería o cerámica y bellas esculturas.

Cabe destacar las figuras de belén de la Virgen, José y el niño Jesús, hechas en alabastro y que se conservan con la policromía original e intactas.

Sigue la página Arte
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!