Un grupo de arqueólogos ha descubierto en Israel, recientemente, un enigmático mensaje que llevaba alrededor de 2000 años oculto en una cueva subterránea. Los investigadores pronto se dieron cuenta de que tenían que trabajar deprisa porque el misterioso mensaje, tanto los símbolos como el texto escrito, ¡desaparecía conforme lo destapaban e iba quedando expuesto a los elementos!

El mensaje se componía de una serie de símbolos y de textos escritos, tanto pintados como tallados, situados en la pared de un mikve o baño ritual judío.

El hallazgo de la estancia se hizo por casualidad, hace unos dos meses en el barrio Arnona al sudeste de Jerusalén, cuando unos trabajadores de la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) realizaban una inspección rutinaria de una obra para la construcción de un jardín infantil. Por sorpresa, se percataron de que allí se encontraba esta instalación subterránea, que contaba con su propia antesala, una especie de vestíbulo, con bancos corridos para los antiguos bañistas.

Los símbolos que adornaban las paredes recubiertas de yeso del baño incluían un barco, unas palmeras, diversas especies de plantas y, posiblemente, una menorah. Algunas de las marcas estaban hechas a mano con hollín o con barro, mientras que otras están talladas en la propia pared.

Las palabras que aparecieron estaban escritas en arameo y hebreo, trazadas con letras cursivas y de una forma muy habitual en el período del Segundo Templo (538 a.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

C. al 70 d. C.), según la IAA.

Los arqueólogos, dirigidos por Royee Greenwald y Alexander Wiegmann de la IAA, están muy familiarizados con la mayoría de los símbolos que han aparecido en el mikve porque estos dibujos, de vegetación y de barcos, fueron comúnmente utilizados para decorar los baños y otras estancias durante este período del Segundo Templo. Sin embargo, el trazado de lo que pudo haber sido una menorah tiene a los investigadores perplejos.

La menorah es el candelabro o lámpara de aceite de siete brazos de la cultura israelita, uno de los elementos rituales más importantes del judaísmo y, asimismo, uno de sus símbolos más antiguos. Pero lo extraño es que los judíos de este período antiguo normalmente se abstuvieron de dibujar este tipo de objetos sagrados en las paredes, según los especialistas del IAA.

La presencia de la menorah podría cambiar el mensaje que los antiguos judíos quisieron transmitir con las escenas del baño, según la opinión de Greenwald y Weigmann, ya que por un lado se muestran símbolos “seculares”, como el barco y las plantas, pero por otro lado aparecen lo que podrían ser “símbolos de importancia religiosa y de espiritualidad profunda”.

La IAA aún no ha publicado ninguna información acerca de lo que dicen los escritos hebreos, pero lo cierto es que los investigadores están tratando activamente de reconstruir la conexión entre los textos y los símbolos dibujados en el baño ritual.

De momento, queda la duda de saber quién elaboró estos símbolos y mensajes escritos, y por qué se hicieron. Se han sugerido, hasta el momento, algunas posibilidades diferentes como que se trata de la obra de un antiguo bromista que hizo algo equivalente a un grafiti en un baño o del trabajo de una persona profundamente religiosa que creó un enigmático mensaje.

Por último, cabe destacar la rapidez con la que los investigadores han tenido que trabajar, para evitar que los símbolos y los escritos desaparecieran para siempre, por la hipersensibilidad que las pinturas mostraban a la luz y el aire.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más