La Guardia Civil trasladó anteayer desde Córcega hasta Madrid, el cuadro de Pablo Picasso "Cabeza de mujer joven", valorado en 26 millones de euros, propiedad desde 1977 de Jaime Botín, expresidente de Bankinter.  La obra fue incautada el pasado 31 de julio en Córcega. Según informan las autoridades francesas a la agencia EFE, la pieza iba a ser llevada a Suiza pese a la prohibición de la Audiencia Nacional para sacarla de España.

En el avión custodiaban el cuadro, agentes del Grupo de Patrimonio Histórico de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, quienes desde mayo rastreaban la obra. También viajaron: un funcionario del Cuerpo Facultativo de Conservadores de Museos del Estado, un restaurador del Museo Reina Sofía y un especialista en manipulación de obras de Arte.

La obra fue trasladada desde el aeropuerto de Torrejón de Ardoz hasta el Museo Reina Sofía donde permanecerá hasta la decisión judicial. Para tal traslado, la Guardia Civil ha desplegado un gran dispositivo de seguridad.

El Picasso, fue interceptado por los agentes de aduanas de la brigada de Calvi (Córcega),el pasado 31 de julio cuando abordaron el barco que transportaba la pintura, cuando este, estaba atracado en el puerto deportivo de Calvi.

El hecho de que la obra de Picasso se custodie en el museo Reina Sofía viene dada porque en este museo hay restauradores que conocen a la perfección todas las obras de Picasso; uno de los pintores españoles más conocidos y reconocidos a  nivel mundial según han explicado a Europa Press fuentes del Ministerio de Cultura.

Jaime Botín es reincidente en este tema.

Vídeos destacados del día

En diciembre del 2012, presentó una petición de traslado de este cuadro a la Secretaría de Estado de Cultura para llevarlo a la casa de subastas Christie's de Londres, pero la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Español se negó a tal petición y, argumentó ante este hecho que "no existe una obra semejante en territorio español y en la obra se ve que, en el trabajo del autor influyó decisivamente, en el cubismo y en la evolución posterior de la pintura del siglo XX". 

Cabeza de mujer joven, pertenece al periodo en el que Picasso estuvo en la población catalana de Gósol, en 1906. La Junta de Valoración encargó un informe a la conservadora Jefe de Pintura del Museo Reina Sofía, especializada en el periodo que va desde 1881 hasta 1936. Este informe concluyó la "excepcional importancia" de la pintura. Tras este dictamen, el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas dictó resolución en diciembre de 2012. Resolución que denegaba el permiso de exportación definitiva del cuadro.

Esta vez el Museo Reina Sofía custodia la obra, mientras agentes de la UCO continúan sus pesquisas para aclarar todos los hechos y para agilizar los pasos para lograr la definitiva resolución judicial