No fue la primera elección para protagonizar Juego de Tronos, el papel que ella interpreta en la serie se lo ofrecieron antes a Tazmin Merchan, otra actriz británica vista en Orgullo y prejuicio y Los Tudor, pero ella abandonó el proyecto y le pasó el testigo a Emilia Clarke, quien desde ese momento se convirtió en una estrella de la pequeña pantalla gracias a su interpretación de Daenerys Targaryen.

Uno de los personajes más importantes de cuantas Series habitan en las parrillas televisivas y en los ordenadores de los fans de unas y otras, corre a cargo de una joven actriz de rasgos dulces y voz femenina, a la par que rotunda, que deja claro en cada plano la admiración que también la cámara siente por ella.

Emilia va creciendo a medida que lo hace Daenerys, y Hollywood se ha fijado en ella y le ha ofrecido otro de esos personajes icónicos por los que cualquier profesional de su gremio pelearía con uñas y dientes, el de la nueva Sarah Connor de la quinta entrega de Terminator, que en realidad funciona como reboot de la saga.

Se trata de Terminator Génesis, el blockbuster veraniego con el que Arnold Schwarzenegger vuelve a encontrarse en una franquicia que es su equivalente a estar como en casa. Al ex Gobernador de California lo acompaña Emilia, la Sarah Connor a la que inicialmente debía matar y posteriormente proteger... cinco películas dan para mucho.

No es cuestión de contar lo que Arnold nos tiene preparados en esta nueva entrega, pero verlo es, una vez más, un auténtico espectáculo.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión Series

Y descubrir a Emilia a su lado, otro. Ambos actores funcionan de maravilla, y Clarke demuestra que puede tener la fuerza que caracterizó a Linda Hamilton a la hora de interpretarlo. Linda fue única, insuperable, y como no admite comparaciones es mejor no hacerlas.

Emilia, que es a quien vemos en Terminator Genesis, cumple como heroína corriendo, luchando, haciéndose cargo de esta arma, de aquella otra, y logra hacer creíble a una Sarah Connor guerrera y combativa, mujer dura que sabe a lo que se expone si fracasa.

Será difícil que su trabajo decepcione, está a la altura de una saga que, como todo lo que se ama, se mira con lupa, con la exigencia que la leyenda le ha ido imponiendo a cuantos títulos sucedían a los dos primeros, los que crearon el mito y los que nunca se han superado. Tal vez igualado, alguno ni eso, pero esta quinta, primera en muchos aspectos, viene dispuesta a recoger a los seguidores que a partir de la tercera se fueron quedando por el camino.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más