Juguetes que cobran vida cuando su dueño no los está usando, monstruos que temen a los niños a los que deben asustar, una rata que lejos de servir de menú, como proclaman muchas veces las leyendas urbanas, cocina como el mejor de los chefs de Francia. Pixar, el estudio de Animación que fundó y hoy dirige John Lasseter vuelve este verano para poner de nuevo el mundo "del revés".

Precisamente así es como se titula su última demostración de que el Cine puede, si quiere, brillar al margen de remakes, secuelas y sagas interminables que finalicen por agotamiento del público, no del estudio que las produce.

Anuncios
Anuncios

Del revés es uno de los más imaginativos ejercicios de ficción que haya puesto la factoría Pixar en pie en a lo largo de los años que lleva fascinando a los espectadores de todo el planeta.

En esta ocasión se superan a sí mismos y le dan el protagonismo de su nuevo film a las emociones que controlan la vida del ser humano. Suena raro, es raro, y solo Pixar podía atreverse a hacerlo. El sello que convirtió en héroe a un robot recolector de basura o a esa extraña pareja formada por un anciano y un niño Boy Scout le cede ahora el testigo a la Alegría, Tristeza, Ira, Miedo y Asco que rigen el interior de una chiquilla de once años.

Es para levantarse y aplaudir.

Toca, una vez planteada la idea base, redondearla con un guión y una dirección a la altura, y Pete Docter, responsable de Up y uno de los máximos artífices de este Del revés, consigue uno de los mejores títulos de la firma.

Cine adulto con atractivo envoltorio infantil, estas emociones protagonistas nacen con la pequeña Riley y van desarrollando su mente explicándole al espectador en qué consiste el funcionamiento del cerebro, y por qué éste reacciona como lo hace a partir de lo que ellas van viviendo por su lado.

Anuncios

Risas, alguna que otra lágrima y mucha emoción en un relato que mantiene el equilibrio entre la acción constante y el inagotable ingenio que Pixar lleva en las venas. La animación norteamericana juega en otra liga cuando de este estudio se trata, y Del revés es una prueba más de que el género aparentemente más infantil es el que más en serio hay que tomarse.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más