El pasado 26 de julio, 1.000 fanáticos de Foo Fighters se reunieron en la localidad italiana de Cesena para pedir a la banda estadounidense liderada por Dave Grohl que actúe en esta ciudad de Emilia-Romaña, en el norte del país. La iniciativa, ideada por el geólogo Fabio Zaffagnini y de nombre Rockin'1000, se lanzó en diciembre de 2014 mediante una campaña de financiación colectiva. Los participantes fueron seleccionados a través de Internet por el equipo del proyecto, que después de examinar todos los vídeos enviados por los usuarios escogieron a los mil músicos —cantantes, guitarristas, bajistas y baterías— que interpretarían Learn To Fly a la vez.

Los músicos, que contaron con un tutorial y toda la información necesaria para poder llevar a cabo esta actuación colectiva, fueron dirigidos por Marco Sabiu, pianista, director de orquesta y compositor, quien ya había trabajado con artistas como Kylie Minogue, Luciano Pavarotti, Ennio Morricone y Take That.

El resultado, que se publicó ayer por primera vez, no ha tardado en volverse viral en las redes sociales y ya cuenta con más de cuatro millones de visualizaciones en YouTube.

El último concierto de Foo Fighters en Emilia-Romaña tuvo lugar en 1998. Sin embargo, hace unos meses, cuando Rockin'1000 ya se había puesto en marcha, la banda anunció un concierto el próximo 13 de noviembre en Casalecchio di Reno, una localidad cercana a Bolonia, a 100 kilómetros de Cesena. No parece un problema para Dave Grohl: como ocurre con todo aquello que se vuelve viral, la respuesta solo tardó unas horas en llegar: el cantante lanzó un mensaje a través de la cuenta de Twitter oficial de la banda de Seattle en el que compartía el vídeo junto con la descripción ''Che bello, Cesena...'', horas después lo volvió a publicar, esta vez con un mensaje muy positivo para los fans de la banda: ''Ci vediamo a presto, Cesena....

xxx Davide'' (nos vemos pronto, Cesena... David). A falta de una fecha oficial, se puede decir que Fabio Zaffagnini, su equipo y todos los voluntarios que participaron en esta iniciativa han conseguido su objetivo.

No es la primera vez que sucede algo parecido: en Richmond, capital del estado de Virginia, se organizó una plataforma de crowdfunding para que el grupo realizara un concierto en la localidad estadounidense.

La banda aceptó y el 17 de septiembre de 2014, día que quedó bautizado de manera oficial como 'Foo Fighters Day' por el alcalde de la ciudad, realizaron el tan esperado concierto.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más