YO FUI A EGB, EL LIBRO

Quién les iba a decir a Jorge Díaz y a Javier Ikaz que su afición por coleccionar todo lo relacionado con su infancia y juventud, les iba a llevar al éxito y al estrellato. Y fue, precisamente, su pasión por recordar sus tiempos de la E.G.B. (aquel sistema educativo que estuvo vigente desde 1970 hasta 1996) lo que les unió y es así como decidieron crear un blog titulado Yo fui a EGB. Luego vino la página de Facebook del mismo título que no hace más que crecer y que ya cuenta con más de 700.000 me gusta.

A través de estas plataformas nos hacen recordar, a los que vivimos la época del Baby Boom, no sólo cómo era nuestra vida escolar si no también qué juegos teníamos, qué música escuchábamos o qué programas veíamos en TV.

Así que era evidente que el libro iba a llegar tarde temprano. Con una portada de lo más "egebera" que nos retrotrae a las libretas esas de papel milimetrado y unos dibujitos de la Abeja Maya y del Mazinger Z, empezamos un viaje a través del tiempo que a más de uno nos sacará una sonrisa y muchos recuerdos que ya creíamos tener olvidados. Y ha sido todo un éxito, ya que el libro lleva más de 10 ediciones y hasta hay una segunda entrega que está arrasando también.

El libro se divide en 10 capítulos y empezamos recordando lo que tomábamos en nuestras meriendas como aquellos bollitos llamados Tigretones o Panteras Rosas o aquella comida de kiosko tan original como los escalofríos o el Peta Zeta. Sin olvidar el sándwich de Nocilla, por supuesto.

Seguimos con la moda que llevábamos en esa época. Como todavía no había grandes cadenas de ropa, tocaba comprarla en las tiendas de barrio o si no, hacerla en casa,ya que en todas las familias había al menos una modista. Y nada de cambiar de vestimenta cada temporada: la ropa duraba décadas si cabe e iba pasando a los hermanos pequeños. Además, para los desgastes o roturas existían las coderas o rodilleras.


Eso sí, la moda de esta época no hubiera sido lo mismo sin aquellas hombreras, guardapolvos y pelos de pincho que eran auténticas tendencias en los 80.

Siempre se dice que todas las modas vuelven, pero en este caso, es de esperar que se quede como un recuerdo...

Claro que si hablamos de nuestra infancia, es inevitable hablar de nuestros juegos. Todavía se podía jugar en la calle y por ello conocimos juegos como el yo-yo, la peonza o las chapas.

El libro continúa hablando de la programación de la TV con aquellos dibujos animados como Heidi y Marco y aquellas series como la mítica Verano Azul (que el año pasado repusieron una vez más con un grandísimo éxito de audiencia). Y empezaban los vídeo-clubs, que supusieran que empezáramos a elegir a la carta qué queríamos ver en la tele. E.T., Regreso al futuro o Los cazafantasmas fueron algunos de los múltiples éxitos en los cines de esa época, que luego cogíamos una y otra vez en el vídeo club de la esquina del que eramos socios.


Yo fui a E.G.B. se ha convertido en un auténtico "must" para todos los que pasamos esa época. A través de sus páginas también comprobamos lo mucho que hemos cambiado en estos años. Algunas cosas son ahora impensables (como lo de viajar más de 5 personas en un coche sin cinturón de seguridad) pero otras nos hará pensar eso de "cualquier tiempo pasado nos parece mejor". Los que vivisteis esta época no os lo perdáis y los que no, también. Merece la pena, sin duda.
Sigue la página Libros
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!