No solo de La isla mínima vive el Cine de género negro en España. Es fantástico que una película tan redonda sirva como ejemplo creíble de que nuestras producciones son capaces de alcanzar las cotas que en otras cinematografías se dan incluso por superadas, pero la cinta de Alberto Rodríguez no es el única referencia sobresaliente en el amplio menú del policíaco nacional: Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, La caja 507, No habrá paz para los malvados, La noche de los girasoles o la más reciente Obra 67, muy recomendable ópera prima de David Sainz, hablan por sí solas de la calidad que las unifica.

Anuncios
Anuncios

Próximamente llegará Cien años de perdón, con Luis Tosar y José Coronado al frente de un reparto dirigido por Daniel Calparsoro, pero antes de que eso suceda ya tenemos en nuestras carteleras Sicarivs: La noche y el silencio, ópera prima de Javier Muñoz con el peso indiscutible de Víctor Clavijo como fabuloso protagonista.

Un asesino a sueldo, sicario, como concreta el título, vive una noche de infarto tratando de averiguar por qué ha recibido el encargo de eliminar a su siguiente víctima, aparentemente una más de entre los pocos pero muy rentables trabajos que suele ejecutar sin tacha ni complicaciones.

Anuncios

Acción y reflexión. Diálogos, monólogos y voz en off. Sicarivs se mueve en aguas diversas y en ninguna se ahoga porque las domina todas a base de un guión impecable y un tempo idóneo para sumergir al espectador en lo más recóndito del alma humana, en ese lugar donde quien se hospeda difícilmente obtiene la redención que busca.

Javier Muñoz retrata un universo oscuro en el que nadie está a salvo de nada, en el que la frontera entre buenos y malos está diluida en las razones de ambos, un submundo que vive en las cloacas de una ciudad que respira aire fresco de día, terriblemente contaminado de noche.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Arte

Y en ella actúa nuestro héroe, queriendo hacer justicia allá donde no la encuentra, con la astucia, la inteligencia y la paciencia como aliadas entre sus armas mortales, previendo los movimientos ajenos para poder controlar adecuadamente los propios.

A cualquiera que le tenga un poco de cariño al género esta propuesta debería parecerle imprescindible. Da lo que promete: un repaso a los cánones que han convertido en míticas las películas que admiramos con ese toque de serenidad, de exposición de las situaciones sin las prisas del montaje acelerado que impone el lenguaje norteamericano ni la recreación que sugiere una lentitud exenta de medida.

Sicarivs es la realidad a 24 fotogramas por segundo, la verosimilitud en cada detalle, desde el vestuario hasta los figurantes. desde los escenarios elegidos hasta las diferentes fotografías que separan las intenciones narrativas. Sicarivs es pura delicatessen, un diamante de 24 quilates. Sicarivs es cine negro de pata negra,

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más