Su Jero de Al salir de clase lo situó en el lugar idóneo para que su nombre real, Félix Gómez, se asociara con la imagen de un actor que despuntaba y se consagraba al mismo tiempo. Se convertía así en uno de los intérpretes a tener en cuenta y a medida que pasaban los días, los meses, las películas, las series y mini series, los cortometrajes y las obras de teatro, apuntalaban una personalidad única y extremadamente versátil.

Hasta el momento, su última parada en este trayecto se titula Tiempo sin aire, y en ella borda un personaje complicado, con muchas capas y muchas lecturas. Es el Iván de la foto que guarda Juana Acosta, la Maria que lleva a cuestas la cruz del asesinato de su hija gracias a la fuerza que le da su determinación de vengarse de ese chico serio que posa al lado de su novia y su perro.

Iván es un personaje física y mentalmente exigente que Félix ha afrontado con mucha valentía y del que sale tan bien parado que debería, y cuanto antes, empezar a recoger premios como el que ganó en la Unión de Actores gracias a Jacobo García Orozco, el hijo de Concha Velasco en la serie Herederos.

Su magnetismo y profesionalidad lo han unido a compañeros de la talla de Juan Diego en Padre coraje, Adriana Ozores en La suerte dormida, la ya citada Concha Velasco, Antonio Banderas, que lo dirigió en El camino de los ingleses, Emilio Martínez Lázaro, que hizo lo propio en Las 13 rosas e incluso a Juan Antonio Bayona, responsable de Lo imposible, que escogió al actor para protagonizar el videoclip Disconnected, del grupo inglés Keane, un homenaje al giallo italiano en que su presencia llena de inquietud los pasillos de la casona en la que una vez fue feliz junto a la mujer que interpreta Leticia Dolera.

Vídeos destacados del día

No le tiene miedo a nada pero cuida su carrera con el mimo que precisa la consideración de la mirada a largo plazo, esa que si se vuelve atrás y pide explicaciones no tenga que buscarlas en la oscuridad del fango sino en la tranquilidad que habita en el acierto. Sus incursiones en la comedia con El año de la garrapata, en el romanticismo de 3:19, en el fantástico gracias a Insensibles o el capítulo Blancanieves de la serie Cuéntame un cuento son solo algunos de esos ejemplos.

Ahora nos llega la sobrecogedora Tiempo sin aire, con su inolvidable Iván en constante duelo con la situación que le ha tocado vivir, y en breve lo veremos de nuevo en Televisión Española, cuando se estrene Carlos, Rey Emperador, serie en la que se introduce en la piel de Fernando Álvarez de Toledo, el Gran Duque de Alba, mientras prepara su salto a Estados Unidos con Stitchers, ciencia ficción que se sitúa en la agencia secreta gubernamental que da título a la serie. Si el futuro es donde vamos a pasar el resto de nuestros días, los suyos parecen más que brillantes Y además lo serán. #Cine español #Famosos