Ant-Man es la última película de la fase 2 del universo cinematográfico de Marvel, que está a punto de estrenar su penúltima entrega, Avengers: Age of Ultron. Esta semana Paul Rudd, protagonista de la cinta que además, ha participado en el guión de la misma, ha sido entrevistado ene le late-night de David Latterman, para comenzar a promocionar el film más en serio, antes de que todo el protagonismo (si cabe más aún) se lo lleve la secuela de Los Vengadores.

Rudd aclaró al presentador que la cinta está orientada hacia los poderes de reducción del tamaño de Ant-Man, y a su capacidad para relacionarse con las hormigas; recordemos que personaje que en los Comics fue miembro fundador de Avengers y presenta, como es costumbre, ciertas diferencias con el original.

El Dr.

Henry "Hank" Pym (Ant-Man) de Marvel posee inteligencia de genio y puede cambiarse a sí mismo o a cualquier objeto de tamaño, desde el reducido tamaño del insecto que le da nombre, a varios metros de altura. Fuerza aumentada al cambiar su tamaño. Además de controlar a las hormigas (en el tráiler pudimos verlo volando sobre una hormiga alúa).

Resulta curioso que si finalmente Marvel se ha decidido a incluir este personaje clásico y a la vez desconocido para muchos (por su escasa participación en las series de televisión que nada tienen que ver con Los Vengadores), en sus películas, lo haga después de una entrega del equipo de superhéroes. De hecho, en la versión original, Ultrón es una invención del propio Ant-Man, y no de Tony Stark, tal y como cuenta el tráiler de Avengers: Age of Ultron.

Vídeos destacados del día

Al actor le encantaría unirse al resto de los superhéroes. Así lo ha hecho saber en Las Vegas durante la CinemaCon. Rudd fue preguntado por ComicBook sobre su papel en futuras películas del universo cinematográfico de Marvel:

"No sé si voy a salir como Ant-Man en Capitán América: Civil War o en otra película de Los Vengadores. Eso en realidad depende de la gente que está al mando. Por mi parte estoy intentando que sea así".