Lo que parece un tubo inflable es en realidad un “pyrosome”, y si bien parece ser una criatura gigante, en realidad son cientos o miles de animales llamados “zooides” incrustados en un tubo gelatinoso, estos son de unos 14 milímetros de largo, algunas de las especies son Pyrostremma agassizi o Pyrostremma zooides, de 8 milímetros.

La biológa marina Rebecca Yelmo ha escrito en la web de noticias marinas deepseanews.com, que un pyrosome es en realidad un colonia de miles de clones que se acoplan y forman esta impresionante formación. Comenta que viviendo en África, lo vio por primera vez y estuvo a punto de llorar.

La primera vez que vi un pyrosome en la vida real fue como ver un unicornio. Es improbable de ver y completamente misterioso” comenta con entusiasmo.

Un pyrosone es en realidad una colección de miles de clones, los miembros están conectados físicamente por los tejidos formando una colonia. Esta tiene forma de un dedal gigante, con un extremo y una abertura en el otro, en algunos casos llega a los 2 metros de diámetro. Un hombre podría ajustarse completamente dentro. En estas circunstancias podría asustar por su imponente tamaño, se vio algunas formas tubulares de 20 metros de largo. No todas son tan grandes, algunas son pequeñas de 10 centímetros.

Unas especies se reproducen en océanos del sur de África por la costa este. Los registros de enormes colonias son de Australia y Nueva Zelanda.

Vídeos destacados del día

En estas regiones los tamaños son realmente muy grandes. Desafortunadamente también son delicados y suaves, un buzo describió un pyrosome diciendo “se sentía como una boa de plumas exquisitamente suave“. A pesar de su naturaleza improbable, difíciles de ver, estos gigantes son realmente delicados y frágiles, e incluso pueden romperse por las olas de la superficie.

El nombre pyrosome, significa “cuerpo de fuego” debido a su bioluminiscencia, un resplandor verde-azul brillante que puede iluminar la colonia cuando se les molesta. Ésta intensa luz incluso inspiró al científico del siglo XIX Thomas Huxley a escribir, “acabo de ver la luna fijada en toda su gloria aunque estoy mirando una hermosa Pyrosome brillando como cilindros al rojo vivo en el agua”.

Podemos ver el vídeo en Youtube con el nombre Giant Pyrosome and Salps – pelagic sea squirts, la película fue realizada por Eaglehawk Centro de Buceo en Tasmania, Australia.