Günter Grass, uno de los últimos grandes escritores de la segunda mitad del siglo XX en Alemania ha fallecido esta mañana, a los 87 años de edad, en el hospital Lübeck (Alemania). La noticia la comunicaba en torno al mediodía la editorial Steidl, en la que el autor alemán publicó sus obras hasta que el año pasado decidiera abandonar la escritura.

Su obra más conocida y aclamada por la crítica es, sin lugar a dudas, El tambor de hojalata. En esta, a través de la figura del enano Oskar Matzerath, Grass hace un retrato muy crudo de la Alemania de la Segunda Guerra Mundial y la llegada de Hitler al poder en los años previos al estallido de la misma.

La novela, publicada en plena posguerra, fue recibida con grandes aplausos por la crítica extranjera, pero no tanto por algunos sectores alemanes que consideraban que las heridas de la guerra seguían todavía demasiado abiertas y que la obra no ayudaba. Günter Grass llegó a ser acusado de pornógrafo por el contenido de la novela, y tuvo que acudir a los tribunales para defenderse.

Y es que Günter Grass fue un escritor caracterizado por la polémica durante toda su carrera. Nacido en Gdansk (Polonia) en 1927 se unió a la Fuerza Aérea Alemana en 1944, y no sería hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando comenzara sus estudios y su labor como escritor.

Posteriormente, su vinculación con el nazismo sería objeto de numerosas críticas y daría lugar a más de una polémica durante su carrera.

Vídeos destacados del día

 Y es que él mismo confesó durante la presentación de su autobiografía en 2006 que en su juventud formó parte de las SS, despertando un gran revuelo internacional. Asimismo, Grass, de fuerte personalidad, no vaciló a la hora de expresar sus opiniones políticas sobre conflictos internacionales: muy crítico con George Bush padre y, más tarde, con su hijo, así como con el gobierno de Irán, y ya en 2012, contra el estado de Israel, que llegó a prohibirle la entrada en el país tras un poema en el que Grass criticaba su política armamentística.

En cualquier caso, y a pesar de las numerosas polémicas que parecieron perseguirlo durante su vida, hoy se marcha uno de los más grandes escritores de la segunda mitad del siglo XX, y sin duda uno de los más grandes de la historia de las letras alemanas. Ganador del Premio Nobel de Literatura y el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, ambos en el año 1999, muchas de sus obras, especialmente la maravillosa El tambor de hojalata le han otorgado un hueco muy señalado en la historia cultural del último siglo.