Domonic es un sistema inteligente que te hace la vida más fácil, una especie de mayordomo digital que obedece las peticiones del dueño de la casa y lo mismo te enciende el fuego de la chimenea que te hace un repaso de las actividades pendientes para el día siguiente. Como muchos de los sistemas que nos ayudan mientras se comunican con nosotros, Domonic dispone de un avatar que puede llevar asociada la imagen de la persona que se desee, esté viva o muerta.

El problema ahora es que Gastón, el protagonista y señor del hogar que nos ocupa, elige la imagen de su madre, fallecida hace casi tres años.

Terele Pávez da vida, curiosamente, a esta mujer que, como el inolvidable HAL 9000 de 2001, una odisea del espacio, tomará el mando de la nave que pretende pilotar. A partir de entonces su hijo, un angustiado José Coronado, tendrá que luchar contra algo que no puede controlar.

Domonic acaba de estrenarse en el festival de Málaga y también en la red de Internet, donde si se busca se encuentra con mucha facilidad. Y merece la pena verlo para disfrutar de un entretenimiento de primer orden, estupendamente realizado por Juan Cruz, uno de los artífices, junto a José Corbacho de la aclamada Tapas, y por ver a dos actores que se nota que se lo han pasado estupendamente llevándose mal.

Este es el cuarto y último de los cortos que Gas Natural Fenosa ha promovido para concienciar sobre el uso responsable de la energía y el cuidado que todos le debemos al medio ambiente.

Un proyecto de cuatro trabajos de escasa duración del que se han ocupado directores cuyos nombres son sinónimos de calidad.

Primero vimos Ultravioleta, de Paco Plaza, con una soberbia Maribel Verdú interpretando a una restauradora de arte, después 1:58, de Rodrigo Cortés, un trepidante viaje en coche mientras en la radio Julia Otero desgrana, con ayuda de su entrevistado, variados consejos para llevar al volante un comportamiento apropiado a la vez que la chica que conduce, Manuela Vellés, es obligada por las circunstancias a hacer exactamente lo contrario de lo que escuchamos.

Y antes de Domonic conocimos a los Inquilinos. Dirigidos por Jaume Balagueró, Fele Martínez y Manuela Velasco forman la pareja de jóvenes extrañados por el frío que notan desde que se están mudando, y avisan a un técnico, Antonio de la Torre, para que les dé una respuesta del por qué del mal funcionamiento de la caldera.

Cuatro joyas de género, que van desde el suspense a la acción, pasando por el terror, en unos títulos que no solo divierten cada vez que se ven sino que además nos permiten aprender. Todo ello de la mano de algunos de los mejores actores y directores de nuestro país.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!